Colombia, otro examen para corregir atrás y afianzar arriba

Contra Estados Unidos, el pasado jueves, la Selección Colombia mostró un poderoso ataque; hizo cuatro goles y sus delanteros estuvieron presentes en las anotaciones (Bacca, Falcao y Borja, además de James). Pero esa cara dulce, con victoria 2-4, tuvo averías: unas tuercas que estuvieron sueltas en la defensa y que hicieron peligrar el resultado.

En los amistosos, como el que tendrá Colombia este martes contra Costa Rica, el cuarto en este ciclo posterior al Mundial de Rusia, es cuando se pueden corregir estas fallas. Cuando Estados Unidos le marcó los dos goles quedaron en evidencia errores de los zagueros, en este caso Dávinson Sánchez y Jeison Murillo, por perder las marcas o por mala comunicación. Son situaciones que se pueden corregir antes de la verdadera competencia.

“Lo importante es ir creciendo como equipo, demostrando que hay errores pero que no son errores muy grandes”, dijo el lateral Santiago Arias.

Son errores que se han cometido. Sabemos en qué hay que mejorar y trabajamos para eso

Además, las ventajas las dio Colombia desde el medio campo, porque perdió la pelota en la salida, como le pasó reiteradamente a Uribe, y no logró armarse ante el ataque rival. “Es más que todo saber leer los partidos. Hay momentos en los que no se puede atacar. Lo digo en lo personal porque voy más al ataque que Barrios y a veces hay que mantener el ‘dos’ en el medio. Con todo este proceso nos vamos conociéndonos más”, analizó el volante Matheus Uribe.

Este martes habría otra prueba. El compañero de Sánchez en la zaga sería Óscar Murillo. Colombia busca la pareja que le dé más solidez, aunque teniendo en cuenta que por ahora no está Yerry Mina, titular en el Mundial de Rusia y quien aún no juega en su nuevo equipo, el Everton. “Sabemos que se trabaja en todas las líneas. En todo momento hay que mejorar y esperamos que las cosas se vean mucho mejor. Son errores que se han cometido. Sabemos en qué hay que mejorar y trabajamos para eso”, dijo Óscar.

Con dos atacantes

En la era del técnico José Pékerman se hizo habitual que Colombia jugara con un solo delantero, en un esquema 4-2-3-1. Si algo ha cambiado en este equipo que ha dirigido Reyes es la idea de alinear a dos atacantes, en un 4-2-2-2. En los tres amistosos han jugado de entrada Falcao-Bacca (contra Venezuela y Estados Unidos) y Falcao-Muriel (en el que empataron con Argentina).

Los jugadores analizan que esta idea es positiva. “Con dos delanteros tenemos más ocasiones de gol y el rival se preocupa más por defender que por atacarnos. Desde que jugamos contra Inglaterra (en el Mundial de Rusia) nos dimos cuenta de que con dos delanteros la Selección ha rendido”, dijo Miguel Borja, quien le anotó un gol a EE. UU.

Para jugar con dos atacantes, y más si tienen características similares, depende mucho de los movimientos que tengan para no estorbarse y del juego que se gesta en el medio. Eso les facilita el trabajo a los dos de arriba. “Lo interesante es que si usamos un sistema u otro el rendimiento no cambie y sea igual”, dijo Falcao. Hoy esa estrategia buscará afianzarse, en un nuevo amistoso.

DEPORTES

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com