Meluk le cuenta… (Las noticias falsas no son un mito)

El fútbol es un pedacito de la realidad, responde a ella, la explica, la espeja. Es, además, una ventana que sirve para ver cómo somos como personas, como sociedad, como país. Miren: en esta época de noticias falsas solo basta poner una frase o rodar en las redes una foto manipulada de afán en Photoshop o mentir sin pena para que miles de millones juren falsedades y se las crean en un santiamén.

Ahora es mucho más fácil cumplir esa ruinosa práctica de calumniar porque algo queda.

Así como se esparcen embustes en los que se abusa de la ignorancia de la gente –y que muchos juran ciertos– en política, en la reputación de las personas, en supuestos descubrimientos médicos y científicos, pues en nuestro fútbol pasa igualito. Repito: es un pedacito de la realidad.

De tanto repetirlo, de decirlo por suposición y oídas , se juró que los equipos históricos de la B no querían ganar ese torneo para evitar el ascenso.

Insólito. Mucha gente importante e influyente, incluso con reconocimiento y participación en medios de comunicación, aseguró que equipos como América, Cúcuta Deportivo o Unión Magdalena perdían intencionalmente siguiendo supuestas instrucciones de sus dueños porque quedarse en la B dizque resultaba más rentable que subir a la A y así se llenaban los bolsillos.

Según el mito, y así las cosas, obligaban a sus jugadores y entrenadores a perder para quedarse con el dinero de la TV ¡y listo! Pero la realidad de América, Cúcuta y Unión Magdalena desvirtúa las noticias falsas y de impacto, que se pegan como garrapatas en la opinión de los engañados.

Otro mito que se contó una y otra vez hasta que muchos se lo comieron era que el dueño del Tolima, el exsenador Gabriel Camargo, influía para que su equipo aflojara y no fuera campeón para impedir que se le encarecieran los salarios del equipo: a menos sueldos, menos gastos. ¡Válgame, Dios! Y hay gente que aún se cree ese cuento chino. ¡Qué falta de sentido común! Acaso no se dan cuenta de que los que pierden en la B y los que no ganan en la A son menos atractivos para los patrocinadores, no transfieren jugadores igual ni en número ni en precio y si pierden, pues aun hay menos ingresos por taquillas.

Y si renuncian a jugar la A o la Libertadores o la Suramericana dejan de ganar plata en premios y pierden exposición internacional para sus jugadores.

Así, como se juró que hay una nave extraterrestre por aterrizar en el planeta o que una niña Frida sobrevivía al terremoto de México o que Trump levantaba la visa para los colombianos; también se aseguró que Atlético Nacional clasificaría a como diera lugar a los cuartos de final de la Liga porque los árbitros ya estaban alineados para meterlo a la fuerza, pues la Organización Ardila Lülle, su propietaria, es la misma dueña de los derechos de televisión.

Incluso, se afirma sin pena que los equipos chicos antioqueños, como Leones, están forzados a darle los partidos definitivos. Pero, en otro golpe de realidad, Nacional quedó eliminado a manos de Leones, que en la última fecha lo despachó.

Es increíble cómo en la era de las comunicaciones, la desinformación es cada vez más grande y la gente cree cualquier mentira por, quizás, el afán de tener conclusiones fáciles y a su conveniencia. “La pereza mental es el origen de las noticias falsas”, según un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Nada más que agregar…

Hay muchas leyendas mentirosas en nuestro fútbol, como en la vida, porque las noticias falsas no son un mito.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com