Estados Unidos vuelve a partir de cero con Berhalter

  • Gregg Berhalter fue nombrado seleccionador de EE.UU. en diciembre
  • Su misión: volver a guiar a las Barras y Estrellas hasta un Mundial
  • Primer examen: amistoso contra Panamá el 27 de enero

Desde el 10 de octubre de 2017, cuando Estados Unidos no logró clasificarse para una Copa Mundial de la FIFA™ por primera vez desde la edición de 1986, el fútbol estadounidense ha estado experimentando una especie de crisis existencial: ¿Quiénes somos? ¿Qué representamos? ¿Adónde vamos?

Los directivos de la Federación Estadounidense de Fútbol lo sopesaron muchísimo antes de dar el siguiente paso. Tras un prolongado periodo de reflexión, llegaron a una decisión, y no tuvieron que buscar lejos. Gregg Berhalter, ex entrenador del Columbus Crew, fue nombrado seleccionador masculino de Estados Unidos el 2 de diciembre de 2018, 415 días después de que Bruce Arena renunciase al cargo (Dave Sarachan fue seleccionador provisional durante ese periodo). Se trataba de una decisión calculada, meticulosa e importantísima para el devenir del proyecto futbolístico masculino.

Escasos días antes del primer partido de Berhalter como seleccionador, el domingo contra Panamá –un combinado que logró clasificarse para Rusia 2018 en detrimento de Estados Unidos–, FIFA.com analiza tres cualidades que cabría esperar en esta nueva era para las Barras y Estrellas.

© Getty Images

Estilo de juego vertebrado y basado en la posesión

En los cinco años que entrenó al Columbus Crew en la Major League Soccer (MLS), los equipos de Berhalter eran conocidos por tener una identidad clara. En su sistema, con una filosofía táctica que desarrolló en su etapa como jugador en el fútbol holandés, los defensas construyen el juego desde atrás y el equipo utiliza la posesión y los pases para desorganizar al equipo contrario, rompiendo sus líneas con pases más largos cuando se sorprende a los rivales jugando muy adelantados.

Sus equipos utilizan el campo en toda su amplitud, con carrileros que se desdoblan y extremos con libertad para venirse hacia el centro; motores del mediocampo como Will Trapp –con quien también podrá contar en la selección estadounidense–, y defensas que se sienten cómodos con el balón en los pies.

Donde las cosas pueden variar con la selección y en cómo plantea Berhalter los encuentros será en la forma de defender. Cabe esperar que el equipo presione a los rivales con mayor agresividad inmediatamente después de cualquier pérdida de la posesión.

Un bloque competitivo y muy unido

Berhalter ha llamado a jugadores mayoritariamente afincados en la liga nacional para una concentración en enero, con el fin de crear cohesión y relaciones como equipo dentro y fuera del campo. El cuerpo técnico ha dado a los jugadores crucigramas para que los hicieran conjuntamente a la hora del desayuno. Asimismo, el equipo ha disfrutado de barbacoas y de sesiones nocturnas de videojuegos con el Fortnite y el FIFA.

Esta familiaridad responsable es una cualidad que caracterizaba a los anteriores equipos de Berhalter. El Crew tenía fama por toda la MLS de conjunto sólido que siempre era difícil de batir y de enfrentarse a él. De hecho, se clasificó para las eliminatorias por el título en 4 de las 5 temporadas que Berhalter lo dirigió.

Brillantes jóvenes afincados en Europa

El no haber logrado clasificarse para el Mundial propició que Estados Unidos haya dado una oportunidad a los jóvenes, y hay toda una hornada de jugadores esperando entre bastidores para brillar. Para poner eso en perspectiva, baste decir que, con 20 años, Christian Pulisic (del Borussia Dortmund, y que pronto se marchará al Chelsea) es uno de los jugadores más experimentados del grupo.

Así, cabe esperar que Weston McKennie (20 años, Schalke 04), Tyler Adams (19, RB Leipzig), Josh Sargent (18, Werder Bremen) y Timothy Weah (18, París Saint-Germain, y actualmente cedido al Celtic) sean jugadores clave y progresen de forma significativa a las órdenes de Berhalter.

2019 es un año importante para que Berhalter siente una base exitosa, con la Copa Oro de la CONCACAF, que se celebra del 15 de junio al 7 de julio, como punto culminante del año.

“Nuestro trabajo consiste en sacar el máximo rendimiento de los jugadores y dar al público una razón para ilusionarse”, declaró el entrenador de 45 años a The Athletic. “Yo también soy un aficionado y, desde luego, puedo entender el punto de vista de un hincha que dice: ‘Tío, estamos en una mala racha con la selección masculina’. Y nuestro trabajo es devolverle la fe”.

La ficha de Berhalter

  • El primer técnico estadounidense en entrenar en Europa
  • El primer jugador del Crystal Palace en jugar un partido de un Mundial
  • Jugaba de defensa, y fue 44 veces internacional con Estados Unidos
  • Pasó la mayor parte de su carrera de jugador en Europa (Zwolle, Sparta Rotterdam, Cambuur Leeuwarden, Crystal Palace, Energie Cottbus, 1860 Múnich)
  • Entrenó al Hammarby sueco y al Columbus Crew antes de aceptar el puesto de seleccionador
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com