Reyes, el único que no perdió la fe: razones para sacar la cara

Arturo Reyes dijo durante una rueda de prensa que “sé que nadie en el país confía en la Selección, pero vamos a luchar los dos partidos que faltan“. Y no mentía. El escepticismo con los juveniles que representaron en el Suramericano Sub 20 fue total ante la falta de gol, pero él supo enderezar el camino para hoy celebrar la clasificación al Mundial.

El entrenador barranquillero hizo todo lo posible para salir victorioso de su primera competencia oficial con la Tricolor y hoy saca pecho por la cuarta posición en el hexagonal que le da vuelo directo hasta Polonia.

Aunque tuvo sus fallas en este proceso, Reyes tuvo algunos aciertos que con el cupo al Mundial vale la pena rescatar.

Modificaciones: Tener competencia cada tres días no es nada fácil, aunque sean futbolistas jóvenes. Para ello el técnico tuvo que mover varias veces sus fichas en la búsqueda del mejor equipo posible. Probó con variantes tácticas y posicionales. Tuvo que mandar al banco a jugadores a los que les tenía plena confianza y terminó haciendo variantes que le dieron grandes frutos en las últimas fechas del hexagonal.

Una solidez defensiva envidiable: Desde que empezó el torneo Reyes la tuvo clara. Mier en el arco y un cuarteto posterior conformado por Palacios, Reyes, Cuesta y Vera. Si bien rotó en los volantes defensivos, la consolidación de su equipo en la parte de atrás fue total y, aunque tuvo que variar por expulsiones, Colombia nunca sufrió más de un gol por partido.

Un motivador: no fue fácil cargar con la emoción de unos jóvenes que no encontraron el gol y que eran fuertemente criticados. El samario asumió la carga y logró mantener la unidad en un plantel golpeado fecha tras fecha, pero que encontró la luz en un momento clave (el juego contra Chile en los grupos y Venezuela en el Suramericano) para estar en el Mundial.

GUARDAR

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com