Bautista come en la mesa del Big Three

El tenis español está acostumbrado en los últimos tiempos a batir registros, normalmente siempre con el mismo protagonista: Rafa Nadal. En este caso, el balear vuelve a comparecer en la escena del récord, pero lo hace acompañado por Roberto Bautista. Por primera vez en la historia hay dos españoles en las semifinales masculinas de Wimbledon. Recalco el género, porque Arantxa Sánchez y Conchita Martínez ya lograron esta gesta en 1995. Otras dos grandes de nuestro deporte. Que Bautista entre en la penúltima ronda de un Grand Slam junto a Nadal, igual que hizo Pablo Carreño en el US Open de 2017, produce una alegría especial, porque confirma que Rafa no está solo. Nadie igualará sus hazañas, al menos en este planeta, pero nuestro tenis sigue vivo.

Es verdad que Bautista tiene 31 años, que no es ningún chaval, pero eso no le quita ningún mérito. Todo lo contrario. El castellonense ya ha tenido destellos esta temporada, en la que ha batido dos veces a Novak Djokovic, su rival del viernes. De repente, Bautista se ve en las ligas mayores, junto a ese Big Three que completan Roger Federer y Rafa Nadal en la otra semifinal. Vuelve el clásico del tenis, la gran revancha de Roland Garros. No se la pierdan porque, como dice Rafa, no quedan muchas oportunidades más. No es descabellado, incluso, que tengamos una final española, porque a ninguno de los dos le resulta ajeno doblegar al rival que tendrán enfrente. En el cuadro júnior, por cierto, hay también dos españoles en cuartos: Carlos Gimeno y Carlos Alcaraz. Spanish Wimbledon.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com