Decepción en la Premier League en su último día de mercado

Decepción en la Premier League con su último día de mercado. Finalmente no llegaron Dybala, Mandzukic, ni Bruno Fernandes, y tampoco se movieron de sus equipos Zaha ni Rojo, por los que el Everton lo intentó todo hasta el último momento, pero sí que lo hicieron Lo Celso al Tottenham y David Luiz al Arsenal mientras que Lukaku puso rumbo al Inter de Milán. La relativa escasez de movimiento por parte de Manchester City, y sobre todo Liverpool, que solo ha gastado 1,9 millones de euros este verano, ha condicionado una ventana de fichajes en la que se ha seguido moviendo mucho dinero pero repartido entre menos jugadores.

El año pasado se gastaron 1.654 millones de euros repartidos entre 356 jugadores según cifras de Transfermarkt, mientras que en este periodo de traspasos se ha alcanzado una cifra similar -1.400 millones y sumando a la espera de que se concreten los montantes finales- por apenas 224 futbolistas, lo que habla de la inflación y el estancamiento del mercado.

El traspaso más importante del día es el de Romelu Lukaku al Inter, que se ha cerrado finalmente por 79 millones de euros después de una temporada complicada en la que llegó incluso a perder la titularidad. Gary Neville, ilustre ex jugador del equipo red devil, ha llegado a acusarle en Twitter de pesar más de 100 kilos y de tener una falta de profesionalidad que podría resultar contagiosa para el resto del equipo.

La noticia es que el equipo de Solskjaer no ha conseguido traer un sustituto, ni siquiera a Mandzukic, por el que parecía muy interesado, aunque podrían firmar a Fernando Llorente, que se ha quedado sin equipo. Los de Old Trafford tampoco han conseguido reforzar el centro del campo con Milinkovic-Savic ni con Bruno Fernandes, por lo que la opción de que Pogba termine recalando en el Real Madrid se antoja ahora aún más remota.

También se ha quedado a las puertas de dar el pelotazo del verano el Everton, que llegó a poner casi 100 millones de euros entre jugadores y efectivo sobre la mesa para intentar sacar a Zaha del Crystal Palace, pero ni con esas pudo. El jugador, que entregó el transfer request ayer por la tarde, estaría furioso con los dirigentes del club londinense por negarse a atender su petición de salir este verano.

Tampoco ha llegado a la Premier League Dybala, que sonó para el United y más recientemente para el Tottenham, según distintas informaciones bien por arrepentimiento de la Juventus de venderle o bien por el fracaso de las negociaciones del club con la entidad. Aun así los spurs se aseguraron la llegada de Giovani Lo Celso cedido con opción de compra por una cifra que ronda los 60 millones de euros y que podría incluir variables que incrementasen el montante final hasta los 70 millones.

Además, el conjunto de Pochettino habría firmado también a Ryan Sessegnon, la perla de 19 años del Fulham, por una cantidad cercana a los 32,5 millones de euros más el joven Josh Onomah, que jugará en Craven Cottage a partir del próximo curso.

El fichaje de David Luiz por el Arsenal parecía encarrilado en las últimas horas del mercado, aunque sin confirmación oficial, pero lo dicho por su círculo, pidiendo paciencia porque todo estaba cerrado ya, prácticamente confirma un acuerdo que oscilará entre los 8 y los 10 millones de euros para que Emery pueda sustituir a Koscielny en el centro de la zaga. Además, los gunners consiguieron cerrar a Tierney, la promesa del Celtic, justo sobre la bocina.

También a última hora el Manchester City anunció que llegaba como cedido, y para actuar como tercer portero, el inglés Scott Carson, procedente del Derby County y que a sus 33 años cumplirá una temporada a las órdenes de Guardiola en el vigente campeón inglés. Además, sobre la bocina se hizo oficial que ficharon a Pedro Porro. Mientras, el Chelsea anunció también la cesión de Drinkwater al Burnley durante una temporada.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com