Rober Ibáñez llega para quedarse

No le faltaba razón a Braulio, director deportivo de Osasuna, cuando al iniciar la presentación de Rober Ibáñez bromeaba diciendo que parecía ‘El día de la marmota’ Y es que el extremo valenciano, quien las dos últimas temporadas ya jugó en Osasuna de enero a junio, ha sido presentado esta mañana, como jugador rojillo, por tercera vez.

La diferencia es que en esta ocasión, ya que ha firmado un contrato que le liga al conjunto pamplonés hasta 2023. Osasuna ha pagado al Getafe dos millones de euros por su traspaso y en una futura venta, el club madrileño percibiría el cincuenta por ciento de los beneficios.

Escudo/Bandera Osasuna

El valenciano vivió momentos inolvidables la temporada pasada se mostraba feliz con su regreso a Pamplona, lo que no ha resultado sencillo: “El verano ha sido muy duro porque yo desde el principio tenía las cosas claras y quería venir aquí. En Getafe contaban conmigo, pero fui sincero con el míster y le dije que me quería venir a Osasuna. Se hizo un poco largo, pero conseguí lo que yo quería”. Y es que como admitía: “Siempre me he sentido muy valorado por el club”.

El hecho de pertenecer a Osasuna y no llegar en esta ocasión como cedido, supone un plus para el extremo: “Tenía ganas de venir a Osasuna en propiedad. Las cesiones estaban bien, pero yo quería estar en este club más años y se he conseguido“. Rober es consciente de que este año, ganarse un puesto en el once va a ser mucho más complicado: “Está claro que va a haber competencia, así que habrá que curar para ponérselo difícil al míster”.

En el plano deportivo, los rojillos continúan preparando el partido ante el Leganés y Fran Mérida y Adrián pudieron completar la sesión junto a sus compañeros.

Foto de Robert Ibáñez
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com