DIM está en semis de Copa y deja en el camino al Once

En un ambiente hostil, por los trapos y cánticos de reclamo, Independiente Medellín sacó adelante la serie ante Once Caldas. Lo que hizo en Manizales le sirvió para trabajar su avance a las semifinales de Copa Águila y con una victoria 1-0 en el debut de Aldo Bobadilla.

Como un paliativo para su crisis en la Liga, el Rojo mostró reacción al volver a ganar, esta vez con un gol de Marulanda (94′), que ingresó en el segundo tiempo como extremo. Pero la clasificación se dio ante 9.235 espectadores y en medio de una gran preocupación por una molestia en la rodilla de Germán Cano, que abandonó el campo al 78′ con señales de dolor.

Al elenco de Hubert Bodhert nada se salió en el Atanasio Girardot. Fue un equipo parco. Frío. Sin alma. Estuvo lejos de la versión ofensiva que mostró en el Palogrande, donde cayó 3-2 en la ida. No registrar una sola opción clara en el primer tiempo reflejó lo plano de su juego, que apenas tuvo algunas escaramuzas con Estacio porque Londoño, Reina y Rodríguez no influyeron.

Si bien el DIM tampoco mostró un amplio poderío, entre el orden y la aplicación que le imprimió el nuevo DT, alcanzó a conseguir algunos acercamientos. Incluso, en uno de ellos, salió figura ‘Pecoso’ Correa al evitar el tanto de Cuesta.

El subcampeón de la Copa levantó algo su nivel para el complemento. Algunos ajustes permitieron ganar en volumen ofensivo y empezó a trabajar más por los costados con Londoño. Los espacios que cedió el rival permitieron al ‘Poderoso’ aparecer con más peligro. Hasta Murillo se animó y produjo en compañía de Ricaurte una chance que no pudo finalizar Cano.

La escuadra blanca pudo registrar su primera acción ofensiva cuando Reina apareció, pero Lemos soltó un remate desviado. Tuvo su situación más clara en una acción que generó Estacio y que Rodríguez no pudo finalizar ante David González.

Mientras Bobadilla refrescó con el cambio Cortés por Mosquera, dejó las dudas Bodhert y envió a Carbonero por Estacio, que le alcanzó para ir un poco más al frente, pero se mantuvo inofensivo porque el DIM se supo replegar. Al equipo de Manizales la pelota quieta le dio opción de redimirse de un mal juego e ir por el paso a la semifinal en los penales, pero Lizarazo envió por encima la pelota.

Con la lesión de Cano, que se tomó la rodilla derecha, las alarmas se encendieron. Y luego fue Cortés el que mostró una molestia y terminó en una pierna en el campo antes de la anotación de Marulanda, en la última acción, con la asistencia de Arregui.

Por la Liga II-2019, el conjunto rojo visitará a Envigado para romper su racha de cinco derrotas, mientras que el cuadro albo recibirá a Santa Fe por la fecha 11.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com