Todavía queda terreno para completar la gesta: así son los dos etapones que restan de montaña

Vuelta a España 2019 Roglic ve su maillot rojo en peligro ante el empuje de Movistar

La Vuelta llega este jueves a la sierra madrileña en la decimoctava etapa, penúltima jornada de montaña y una de las últimas oportunidades para desbancar al líder Primoz Roglic. Un recorrido de 177,5 kilómetros salpicado de cuatro puertos de Primera.

El primero, Navacerrada (11,8 kms. al 6,3 por ciento de desnivel medio y máximo al 10), después dos subidas seguidas a La Morcuera por vertientes diferentes (13,2 al 5, máximo al 7,5; y 10,4 al 6,7; máximo al 8,6) y por último Cotos (13,9 al 4,8; máximo al 7%).

Son puertos clásicos de la carrera y escenarios de grandes momentos históricos, como cuando Perico le arrebató el liderato a Millar en 1985 o cuando Aru hizo lo propio a Dumoulin en 2015. “Lo bueno que tuve es que tenía tiempo perdido en la general, por eso me pude escapar. Movistar, que tiene dos bazas, podrá jugar con eso”, contó el segoviano en Radio MARCA. Aru, que abandonó la carrera, recuerda con cariño su día grande. “Fue una de las etapas más divertidas, logramos desgastar a Tom gracias a un ritmo infernal y la jugada de Landa”, recuerda en MARCA. Luisle estuvo allí y hoy podría repetir gesta con Miguel Ángel López. “Buscaremos algo similar, pero el desgaste dentro del grupo es importante”, señala.

Eusebio Unzue lo recuerda de igual manera. “La Sierra de Madrid y Gredos ha enterrado a mucha gente”, decía en Lerma el día de descanso. Ahora, su equipo irá a por todas con dos bazas. “Iremos a por La Roja aunque al final nos quedemos sin puesto en el podio, es mejor el primer puesto que hacer segundo y tercero”, señalaba Lastras.

Si el cansancio provoca que hoy la carrera no se termine de agitar, los corredores volverán a tener una oportunidad ideal el sábado con una etapa fuera de lo común que acoge la Sierra de Gredos y que tiene hasta seis puertos ideales para crear una estrategia ofensiva. Tras la Peña Negra, de primera, aún esperará la Plataforma de Gredos: de tercera, pero final de etapa.

“Quiero ver cómo me recupero de la paliza camino de Guadalajara, del catarro voy mejor y si me encuentro bien volveremos a buscar alguna acción como la de hoy”, decía Quintana nada más cruzar la línea de meta. José Luis Arrieta, director de los telefónicos, espera una actitud mucho más agresiva de Astana, quien ayer salvó la papeleta al líder. “Ellos buscarán dejarle en buena situación a un López que le vienen genial estas dos etapas, pero nosotros somos los únicos que tenemos a dos corredores como Nairo y Valverde. Roglic está sufriendo y lo que parecía imposible ahora estamos más cerca de lograrlo”, añade. Quedan dos etapas para terminar de darle la vuelta a La Vuelta.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com