Zidane, sobre su esposa Véronique: “Queremos estar juntos toda la vida”

El martes por la noche, el Museo Reina Sofía se fue poco a poco llenando de futbolistas y personalidades importantes del Real Madrid. ¿La razón? El evento de presentación de la docuserie original de Amazon Prime que retrata el día a día (tanto sobre el terreno de juego como introduciéndose en su órbita más privada) del capitán del equipo merengue, Sergio Ramos.

El defensa sevillano contó para tan importante cita con el apoyo de su familia al completo, con muchos de sus compañeros de equipo…, y como no podía ser de otra manera, también con la presencia de su entrenador, Zinedine Zidane. El francés no quiso perderse la premiere y pese a que, ciertamente, no es demasiado aficionado a dejarse ver en público más allá de sus compromisos profesionales (hay que recordar que fue una de las ausencias más sonadas en la mediática boda del futbolista y Pilar Rubio, por ejemplo), el míster posó muy sonriente en el photocall junto a su mujer, Véronique.

La revista Hola! aprovechó la ocasión para preguntar a la pareja, que lleva casada desde 1994, por la receta para llegar a tantísimo tiempo de vida compartida. Y fue la propia Véronique la que apuntó que, aunque la contabilización de años desde su paso por al altar, suman, efectivamente, un cuarto de siglo, en realidad llevan el uno junto al otro nada más y nada menos que veintiocho años. El entrenador del club blanco, además, tiene claro cuál es la única fórmula válida para lograr esto: “el amor, el amor”, respondió con sencillez, antes de añadir lo siguiente: “Nos queremos mucho y ya está. Queremos estar juntos toda la vida”.

Eso sí, Zidane también quiso apostillar que para mantener vivas las ascuas de una relación sentimental tan larga “se necesitan hacer muchas cosas”. Y por otro lado, también afirmó “intentar” ser un hombre romántico. Y de momento, y aunque no se explayaran mucho más sobre el secreto de su incorruptible compromiso amoroso, lo que está claro es que les está funcionando. La pareja se conoció en una discoteca en Francia cuando eran poco más que adolescentes (el entrenador tenía por entonces tan solo diecisiete años, Véronique, dos más). Los últimos 18 años de su vida en común los han pasado en nuestra capital, Madrid.

Y a día de hoy, continúan felices aquel idilio que comenzó a finales de los ochenta, y que les ha llevado a compartir no solo vida, sino también cuatro hijos: Enzo, Luca, Theo, y Elyaz. Sobre ellos también quiso preguntar Hola! al francés, que se mostró igual de escueto y rotundo: “Cada uno va a hacer su vida. Lo importante es que estén felices. Al final, es lo más importante”, aseguró sobre sus retoños, que, como él, han decidido todos seguir sus pasos en el mundo del fútbol.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com