Óscar Rodríguez se crece en la adversidad del Leganés

El Leganés sumó ayer su primer punto de la temporada y fue gracias a un gol de Óscar Rodríguez en Mestalla. Resultado que bien pudo haber sido una victoria si su lanzamiento de falta en la primera parte no se hubiera estrellado en el palo. Suya fue también la asistencia con la que Kevin Rodrigues se quedó solo ante Cilessen en el 92’ y que casi se convierte en el 1-2. El pase no era sencillo tras una conducción infinita que mezcló físico, paciencia y precisión. Normal que terminara con calambres sobre el césped. Fueron éstas tres acciones una muestra de lo que es capaz de hacer este canterano del Real Madrid en clara evolución ascendente pese al mal arranque de temporada del Leganés. Óscar se está creciendo en la adversidad.

Lo dice su juego, pero también sus estadísticas. Por ahora es el futbolista del Leganés que más veces ha tirado a puerta en lo que llevamos de campeonato con trece remates, cuatro menos que el siguiente cañonero de su equipo (Braithwaite, nueve remates) y los mismos, por ejemplo, que Gareth Bale. Óscar ocupa la 11ª posición de ‘tiradores’ en todo el campeonato.

De esos trece remates, sólo tres fueron dentro del área (uno, el del gol de ayer) y diez desde fuera, con cuatro tiros de faltas que lo convierten en el jugador de toda LaLiga que más veces ha probado fortuna en esta especialidad, una de sus virtudes. Pero no la única.

Sacrificio en defensa 

En defensa también se faja. Por ejemplo, es el segundo jugador de la plantilla pepinera que más pases ha bloqueado: cinco frente a los seis de Siovas. Por ese sacrificio obrero sin descuidar sus virtudes ofensivas es por lo que es uno de los jugadores más importantes para Pellegrino y, por ahora, de los más relevantes en el arranque. Quizá con Rubén Pérez, el único intocable de la medular.

Ya le sucedió la pasada temporada, cuando comenzó como teórico suplente y acabó promocionado a fijo. Acabado el curso, el Flaco solicitó su retorno como una prioridad que el club cumplió. La segunda cesión de este chaval (21 años) natural de Los Navalmorales se convirtió en el primer fichaje estival de Leganés a cambio de 600.000 euros, una cantidad similar a la que ya pagó la pasada temporada.

La inversión, visto lo visto, merece la pena. Ahora, además, con el añadido de que podrá demostrar su categoría frente al Real Madrid, dueño de sus derechos que esta temporada ha suprimido las cláusulas del miedo entre sus jugadores a préstamo. En su próxima visita al Bernabéu (30 de octubre) Zidane y los suyos lo verán sobre el verde. Será una buena oportunidad de que Óscar se luzca y demuestre que puede tener hueco en la plantilla merengue, el que (nunca lo ha ocultado) es su gran deseo.