‘Guerra’ en redes sociales entre las esposas de Rooney y Vardy por una supuesta filtración

Con el fútbol de equipos parado, incluida la Premier League, y a la espera de que las selecciones comiencen a disputar sus respectivos encuentros de clasificación para la Eurocopa 2020; en Inglaterra se ha producido un auténtico escándalo entre las esposas de dos de los jugadores más importantes del fútbol inglés: Wayne Rooney y Jamie Vardy.

Coleen Rooney acusa de filtración

La ‘guerra’ comienza cuando Coleen Rooney, esposa del legendario delantero ex del Manchester United y actual jugador del DC United, publica en su cuenta personal de Twitter un comunicado en el que dice haber tenido en los últimos meses la sospecha de que alguno de sus seguidores estaba filtrando sus contenidos al diario británico The SUN. Los contenidos a los que se refiere la esposa del ex ‘red devil’ son las ‘stories’ en las que selecciona sólo las personas que pueden visualizarlas.

Tras varios meses de ‘investigación’, en los que reconoce Coleen haber sido duro no decir nada a nadie y seguir buscando quién era realmente la persona que lo filtraba, al final comenzó a publicar ‘stories’ falsas para ver si de verdad llegaban al periódico para que, poco después, fuese borrando gente de su lista de privilegiados.

En el comunicado, termina revelando el nombre de la persona en cuestión, y este era el de Rebekah Vardy, la esposa del actual delantero de la selección inglesa y el Leicester City, Jamie Vardy.

“Hace unos años, alguien en quien confiaba para que me siguiera en mi cuenta personal de Instagram ha ido constantemente informando al periódico The Sun de mis publicaciones e historias privadas. Se compartió mucha información sobre mi familia y mis amigos, todo sin mi permiso y sin mi conocimiento. Después de mucho tiempo tratando de descubrir quién podría haber sido, por varias razones, tenía una sospecha. Para intentar probar esto, se me ocurrió una idea: bloqueé a todas las cuentas para que no vieran mis historias de Instagram excepto a una cuenta”, comienza expresando en el comunicado.

Publiqué una serie de historias falsas para ver si llegaban al periódico. ¿Y saben qué? ¡Llegaron! La historia sobre el viaje para seleccionar el sexo de un bebé en México, la historia sobre la televisión y luego la última historia sobre las inundaciones del sótano de mi nueva casa. Ha sido difícil mantener las cosas bajo control, sin embargo, tuve que hacerlo. Ahora sé con certeza qué cuenta es la que filtra. Es… La cuenta de Rebekah Vardy“, terminó.

‘Becky’ Vardy responde decepcionada

La ‘guerra’ no iba a terminar aquí, puesto que Rebekah Vardy no tardó en responder a su amiga, o al menos la que hasta la fecha había considerado su amiga. En el comunicado de la mujer del jugador del Leicester, publicado en su cuenta personal de Instagram, explica que ella no ha tenido nada que ver y que lamenta que Coleen haya recurrido directamente a escribir tal comunicado sin apenas haberle llamado antes. 

‘Becky’ Vardy alega que si le hubiese dicho de este problema de filtración hubiese probado a cambiar su contraseña puesto que en los últimos meses también se ha dado cuenta de que sigue a gente que no conocía y que quizás alguien se haya metido en su cuenta. Esto último ha admitido el propio jugador del Leicester estar en manos de la policía. Además, pregunta a su amiga qué hubiese ganado revelando tal información, puesto que dinero no necesita.

“Como te acabo de decir por teléfono, desearía que me hubieras llamado si pensabas esto. Nunca hablo con nadie sobre ti y varios periodistas que me lo han pedido a lo largo de los años pueden dar fe de ello. Si pensabas que esto estaba sucediendo, podrías habérmelo dicho y podría haber cambiado mis contraseñas para ver si paraba. A lo largo de los años, varias personas han tenido acceso a mi Instagram y justo esta semana descubrí que estaba siguiendo a personas que no conocía y que nunca me habían seguido. No quiero hacerme la graciosa pero no necesito el dinero, ¿qué ganaría vendiendo historias sobre ti? Te tenía mucho cariño, Coleen, y estoy realmente molesta porque hayas optado por hacer esto, especialmente cuando estoy muy embarazada”, respondió en su comunicado.

Con el parón de selecciones en toda Europa, en Inglaterra las noticias relacionadas con el fútbol han pasado a un segundo plano tras el conflicto entre Coleen Rooney y Rebekah Vardy, una relación que parece haberse enfriado y quizás terminado para siempre.