La potencia de Woods deja a Valverde otra vez segundo

Michael Woods fue el ganador de la 100ª edición de la Milán-Turín después de mostrarse como el más fuerte del grupo de favoritos en la carrera de un día italiana. El canadiense del Education-First fue el más activo en la subida final a Superga, donde intentó sorprender a los favoritos en varias ocasiones. Finalmente, fue una potente arrancada en los últimos 500 metros la que le permitió llevarse el triunfo por delante de un Alejandro Valverde que, a pesar de que respondió a ese ataque, no fue capaz de superarle y se tuvo que conformar con el segundo puesto. La misma plaza que logró el pasado domingo en el GP Beghelli y después de que este martes la mala señalización de los Tres Valles Varesinos le dejara sin opciones (Woods fue otro de los afectados).

Todo se decidió en esa última ascensión, a la que entró el grupo de favoritos comandado por el Astana, trabajando para Fuglsang, y el Ineos, para Bernal. Pronto se dejó ver el Movistar. Rubén Fernández se colocaba al frente para controlar y marcar un fuerte ritmo. Sin embargo, Woods, que también había puesto a trabajar en los kilómetros finales al Education First, demostraba su fortaleza sin dejar pasar ningún corte. Primero respondió a la arrancada de Fuglsang y se marchó con Gorka Izagirre y Jack Haig en cabeza. Tampoco le temblaron las piernas para sostener a Gaudu cuando el joven francés llegó a la cabeza de carrera con ganas de batalla.

Sin embargo, aún quedaba la reacción de nombres como Egan Bernal, Alejandro Valverde o Adam Yates, al que le vino bien tener a Haig por delante. También aparecieron por sorpresa Benoot y Mollema, que llegaban por detrás. Con muchos aspirantes se llegó a los últimos kilómetros, donde Woods lanzó su ataque definitivo. Valverde, muy atento, respondió y durante unos instantes el murciano dio sensaciones de poder alcanzarle… hasta que se sentó y entró en meta viendo como Woods alzaba los brazos. Sin embargo, el español dejó grandes sensaciones de cara a Lombardía (este sábado 12) y logró puntos en la lucha de España contra Eslovenia por tener cinco integrantes en Tokio, ya que Enric Mas también fue décimo sin eslovenos en los primeros puestos.