Vesga: “Mi idea es seguir en el Athletic y crecer como jugador”

Mikel Vesga regresó a la titularidad en Vigo, justo antes del parón: “Forma parte de un proceso de adaptación, otra idea, otro club, mucha más exigencia . Estoy contento, tranquilo y trabajando al máximo. Lo importante es el equipo, me dejo un poco así nos sacar nada en Balaídos. Trabajaré para que llegue más”, lanza el mediocentro vitoriano.

Tras su cesión en Leganés no contempla la vía de volver a salir: “Me apetecía demostrar que puedo estar aquí, que quiero estar aquí, estar en el Athletic. No es fácil por el nivel que hay. Mi idea siempre ha sido estar aquí y seguir creciendo como jugador”.

Nunca lo ha tenido fácil desde que aterrizara desde el Alavés B: “Desde que subí del filial he compartido línea con jugadores como Itu, Rico, con todos estos, gente con un nivel muy alto que ha estado en la Selección. Jugar el otro día fue una motivación más, pero he llegado a un equipo que ya se conoce y todo lleva un proceso”. En Leganés, añade,  “también me costó más que a otros y luego me fue bien, pero está claro que igual que todos quiero entrar cuanto antes”, añade Vesga.

El centrocampista sostiene que pese a sus minutos ante el Celta “la situación es la misma, la idea es seguir poco a poco mejorando y sintiéndome cada día mejor y poniendo difícil a mis compañeros, no creo que haya cambiado, quizás una motivación más para seguir trabajando. Hay que tener paciencia, cada día me veo mejor”.

Vesga se califica, sin aristas y se ve capacitado a jugar con Dani García o Beñat: “Soy un jugador físico que también puedo jugar con balón, tengo envergadura para los duelos aéreos, puedo llegar al área. Creo que puedo complementar a cualquiera”, lanza. Después de dos derrotas consecutivas en la Liga Vesga subraya que “estas dos semanas nos han venido muy bien para seguir trabajando y corregir detalles. El equipo está con muchas ganas de hacerlo bien el domingo”. El estilo de juego está a debate: “Muchos pagarían por tener nuestro estilo y nuestra forma de juego. El balance es bueno. Las dos últimas derrotas no nos han desestabilizado. Quizá fuera de casa nos ha costado un poco más y todos tenemos que aportar más para llegar con más peligro. El equipo es muy comprometido”, significa.