Marc Roca regresa a su escenario más singular

Fue un balón colgado al segundo palo, en el minuto 64 de partido y apenas tres después de que Rubén Vezo igualara el tanto inicial de Borja Iglesias. Marc Roca metía la punta de la bota con todo el ímpetu e intención, para colocarla por la escuadra y batir a Aitor Fernández, en un tanto que a la postre (volvería a marcar Rubén Rochina) serviría al Espanyol para sumar un nuevo punto (2-2), valiosísimo para alcanzar la séptima plaza. Era el pasado 21 de abril, en el Ciutat de València, y el canterano perico anotaba frente al Levante el que hasta ahora ha sido su único gol en LaLiga y con el primer equipo. Hoy regresa.

Al escenario del ‘crimen’ vuelve un mediocentro que lo juega prácticamente todo, pero que precisamente hoy llega más descansado, puesto que el del jueves en la Europa League ante el Ludogorets (0-1) es el único partido en que no ha sido de la partida, aunque acabó disputando los minutos finales, desde que en verano saliera también desde el banquillo en el Espanyol-Stjarnan (4-0) y directamente fuera de la convocatoria en el Espanyol-Luzern (3-0), que venía resuelto de la ida y que supone hasta hoy el único encuentro oficial en que no ha jugado ni un minuto.

En efecto, Marc Roca lleva disputadas las nueve jornadas de Liga, más cinco encuentros de la previa de la Europa League y ha participado también en las tres jornadas de la fase de grupos. 17 partidos y 1.311 minutos cuando aún no se ha alcanzado el mes de noviembre para un jugador que gozó de dos semanas exactas de vacaciones, las que transcurrieron entre la final del Europeo Sub-21 que conquistó con la Selección española, y del que fue en buena parte responsable, hasta su incorporación a la pretemporada perica.

En minutos, la trascendencia de Roca es idéntica a la del curso pasado, en que también resultó indiscutible desde la pretemporada. A nivel de juego, con Pablo Machín espera el canterano emerger de nuevo, por delante de los tres centrales y situado en esa suerte de cuadrado que se forma en el 3-4-2-1 del que hoy, de nuevo, formará parte.