Envigado: “No queremos perjudicar a América”

Desde poco antes de anunciarse la vinculación de Rafael Carrascal al América, tras renunciar de forma autónoma al Deportes Tolima, se levantó la polvareda. Los ‘Pijaos’ recurrieron al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) reclamando una indemnización, que ha sido reconocida por los ‘escarlatas’. Más preocupante se supone el fallo que se conocerá este viernes por parte del mismo órgano internacional.

La demanda interpuesta por Envigado, tras perder 1-0 con el equipo americano, fallará en un momento en que los dirigidos por Alexandre Guimaräes ya estaban pensando encarar los cuadrangulares del campeonato. En caso de que el anuncio sea desfavorable para los rojos, perderán 3-0 el compromiso correspondiente a la fecha 8. En diálogo con ‘El Corrillo de Mao’, el presidente de Envigado, Ramiro Ruiz, indicó que además de los 3 puntos en disputa, la prioridad es dar ejemplo en el balompié nacional.

No los satisfizo el fallo de la Dimayor: “No es un tema personal, no queremos perjudicar al América, solo que consideramos que hubo irregularidades en procedimientos que no pueden ser vistos con buenos ojos. Luego de que vimos la alineación en el partido frente al América, a nuestra consideración, no estaba bien escrito el jugador Carrascal. Por eso, acudimos a la Comisión Disciplinaria y a la Comisión del Estatuto del Jugador. Sin embargo, la respuesta de los fallos, no nos satisfizo. Por eso, recurrimos a un ente internacional como el TAS, y la audiencia está citada para el viernes”.

América tiene una autorización provisional para alinear a Carrascal: “El que va a ganar es el fútbol colombiano. El hecho de que haya una autorización de Dimayor, no quiere decir que no haya una irregularidad. A Carrascal lo suben el 2 de agosto al COMET (software donde están registrados los jugadores), pero la sanción para el Tolima es el 4 de septiembre. Ahí hay un vacío que Envigado no entiende y queremos que a través del TAS nos pongan en contexto. Esto no es buscando los 3 puntos, lo hacemos para que las decisiones del fútbol sean tomadas por la norma y no políticamente”.