Masip, el último portero que le paró un penalti a Messi

Enfrentarse al Barcelona en el Camp Nou siempre es una tarea difícil para un portero. Sobrevivir al constante bombardeo blaugrana es, habitualmente, como visitar al dentista. Y más difícil es hacerlo habiendo sido portero del Barça. Jordi Masip, que estuvo doce temporadas en La Masía, vuelve de nuevo a Can Barça tras su imperial actuación la temporada pasada en la que incluso detuvo un penalti a Leo Messi. De hecho, ha sido el último en hacerlo hasta el momento.

El guardameta de Sabadell llegó a la cantera del Barcelona con quince años y no lo tuvo fácil a la hora de dar el salto al profesionalismo. En 2009, con 20 años, se convirtió en el tercer portero del filial y tuvo que esperar casi tres años para hacerse con la titularidad. Apenas 24 meses después, en 2012, los blaugranas le renovaron con una cláusula de 35 millones de euros y le convirtieron en el tercer portero de la primera plantilla. Con el primer equipo, Jordi Masip únicamente disputó cuatro partidos en tres temporadas y eso le llevó a abandonar la disciplina azulgrana en el verano de 2017 para firmar por el Real Valladolid.

En el conjunto pucelano ha encontrado su sitio. En su primera temporada ya se hizo con la titularidad y consiguió el ascenso a Primera División, una categoría a la que se aclimató a la perfección y dónde sigue rindiendo a un gran nivel. De hecho, Jordi Masip es el portero titular del Real Valladolid por delante de Andriy Lunin, que llegó cedido el pasado verano desde el Real Madrid y no ha podido disputar ni un minuto de blanquivioleta. El portero sabadellense se ha mostrado como un guardameta sobrio y capaz de rendir a un gran nivel en la élite. Tiene conquistada a toda la afición del Valladolid.

Una actuación sobresaliente en febrero

La vuelta de Jordi Masip al Camp Nou rompió con todos los clichés a los que se puede enfrentar un portero en el estadio del Barça. Su equipo perdió 1-0, pero el guardameta realizó un partido casi perfecto. Masip realizó siete paradas en los ocho tiros a puerta que realizó el Barça y, la mayoría de ellas, fueron de gran mérito. Sólo Messi, desde los once metros, pudo superar al meta del Valladolid, que le paró un penalti al argentino en la recta final del partido.

Su entrenador, Sergio González, se deshizo en halagos tras el encuentro del pasado mes de febrero: “Jordi (Masip) está haciendo una temporada brutal. Nos está dando muchísimo. Me alegro de que en su casa haya hecho este partido. Es un portero que nos ha dado puntos y hoy nos ha mantenido vivos”.

La temporada pasada detuvo tres penaltis, a Messi, a Rodrigo y a Gerard Moreno, y se convirtió en uno de los ‘parapenaltis’ de LaLiga. En los nueve años anteriores como profesional tan sólo había detenido otros tres lanzamientos desde los once metros.

Masip y otros porteros que le pararon un penalti a Messi

Jordi Masip fue el último guardameta que le atajó una pena máxima al astro argentino, que ha fallado un total de 25 penaltis a lo largo de su carrera deportiva. El futbolista del Valladolid se tiró a su izquierda y le adivinó el lado de lanzamiento a un Messi que remató de cabeza el rechace y se volvió a topar con el sabadellense.

Messi ha fallado diez penaltis en los últimos cuatro años y nueve de esos diez han sido detenidos por un meta diferentes. El portero islandés Hannes Halldórsson le paró uno durante el Mundial de Rusia de 2018 y, durante esa misma temporada, Diego López, Rubén Martínez y Fernando Pacheco frenaron al ’10’ desde los once metros.

Vicente Guaita, Yoel Rodríguez, Sergio Álvarez, Gorka Iraizoz y Joe Hart son otros de los nombres que podrán presumir al retirarse que pararon un penalti a Leo Messi. Sin embargo, sólo Rubén Martínez (actual guardameta de Osasuna) y Diego López (Espanyol) son los porteros que pueden presumir de haber parado dos penaltis a Leo Messi. Un hito que no olvidarán nunca.