Lucas Pérez busca la séptima jornada seguida con gol

Mendizorroza recibe con los brazos abiertos a Lucas Pérez, su héroe, después de seis jornadas seguidas marcando, récord en la entidad. A él se aferra el Alavés, y también a la fortaleza de su estadio, ante un Real Valladolid que, Camp Nou al margen, se comporta muy bien a domicilio. Los vitorianos solo han perdido un partido esta temporada en su feudo y aquí han encajado dos goles: uno de Jordán (Sevilla) de falta directa y otro de Morata (Atlético) tras una buena triangulación. Los pupilos de Asier Garitano tienen la capacidad de reponerse de las débiles actuaciones que llevan a cabo lejos de la capital vasca y han conseguido la mayoría de los puntos ante su público, que volverá a rozar el lleno (sigue el partido en directo en As.com).

Ganar en Mendi supondrá mantener el ritmo en casa pero con la exigencia de empezar a sumar fuera (solo un empate en Getafe). En caso contrario, volverían las voces críticas con Garitano (con parón de selecciones incluido) tal y como sucedió tras la derrota en Donostia ante la Real. El entrenador estuvo en la picota porque el propietario no confiaba en él.

El Real Valladolid acude a con la idea de enderezar el rumbo a domicilio después del varapalo sufrido en el Camp Nou hace 10 días, pese a la victoria posterior en Zorrilla ante el Mallorca. El equipo pucelano es equilibrado, más sobrio y con más experiencia que el año pasado, lo que le ha valido para puntuar ya en cuatro de sus siete salidas. Sergio recupera a tres jugadores lesionados (Anuar, San Emeterio y Nacho), pero ninguno de ellos entrará en el once, a priori.

El técnico pondrá a Alcaraz en el mediocentro para acompañar a Míchel en sustitución de Joaquín, que venía haciéndolo muy bien. En el resto del equipo sólo cabe la duda de si con la recuperación exprés de Nacho volverá al once por Barba, aunque parece precipitado. El resto del equipo será el que viene jugando. Un grupo que compite bien, parece ser superado siempre, no hacer nada, pero que saca resultados, marcha en mitad de la tabla con 17 puntos y tiene marcado este partido en rojo por ser, teóricamente, ante un rival con el mismo objetivo: la permanencia.