Wenger cuenta la verdad: “Rummenigge me preguntó si estaba interesado en el puesto”

Nada más se confirmó el fin de la relación contractual entre el Bayern de Múnich y Niko Kovac, los candidatos a ocupar el banquillo muniqués comenzaron a bailar, pero había uno que se elevaba por encima del resto. Según informó el diario BildArsène Wenger se habría ofrecido a Karl-Heinz Rummenigge para sustituir al croata, ofrecimiento que habría declinado la zona noble del club alemán: El Bayern valora de manera positiva su trabajo como entrenador del Arsenal, pero no es una opción como técnico”, recogía el citado medio. Sin embargo, el exentrenador del Arsenal ha concedido una entrevista a BeIN Sports en la que explica su versión de los hechos.

Está bien poder explicar la historia, porque es una historia sorprendente. Para comenzar, no tengo agente, soy el único envuelto en esto y nadie puede hablar en mi nombre. Además, conozco a Beckenbauer, Rummenigge y Hoeness desde hace 40 años. El éxito de este club se ha construido a través de sus excepcionales habilidades, honestidad, discreción y simpleza. Siempre nos decimos las cosas a la cara cuando es necesario“, contextualizaba un Wenger claramente sorprendido por todo lo vertido sobre su persona.

Lo que ha pasado es que mi nombre apareció de la nada, sin tener nada que ver con esto. El miércoles por la tarde, Rummenigge me llamó y no pude responder. Por educación, le devolví la llamada. Estaba de camino al partido contra el Olympiacos. Hablamos durante cuatro o cinco minutos, máximo. Me dijo que habían decidido que Flick fuese el técnico por dos partidos, dado que juegan ante el Dortmund mañana. Me preguntó si estaba interesado, ya que estaban buscando entrenador. Le dije que no había pensado en ello y necesitaba tiempo para reflexionar. Decidimos juntos que hablaríamos de nuevo la próxima semana, porque estaré en Doha hasta el domingo por la noche. Esa es la verdadera historia“, zanjaba el estrasburgués.

“Hoeness, un hombre clave para el club, se marcha, Rummenigge se irá en un año, parece que el futuro es incierto. Y este club que siempre se ha caracterizado por ser muy discreto y directo, está muy expuesto hoy día a rumores que llegan de todas partes. Por mi parte, le deseo suerte al Bayern y ya tengo clara mi decisión”. Esas fueron las últimas palabras de un Wenger al que no le ha gustado que se tergiverse la historia y quería dejar claro quién se había ofrecido a quién.

De esta manera, Hansi Flick estará a los mandos del Bayern en la visita del Borussia Dortmund de este sábado (18:30 horas) en el que será su segundo encuentro a los mandos del gigante alemán. Ante el Olympiakos tuvo un debut plácido (2-0) y si nada cambia será el técnico hasta el final de temporada, ya que cuenta con el apoyo de los jugadores y las opciones que presenta el mercado parecen precipitadas para semejante proyecto. Mientras tanto, Wenger seguirá viendo los encuentros del Bayern por televisión.