Cristiano se marchó enfadado

Maurizio Sarri volvió a sustituir a Cristiano Ronaldo, por segunda vez en la misma semana. El pasado miércoles, el técnico de la Juventus le quitó del campo durante el partido con el Lokomotiv de Moscú en el minuto 82. Ahí, el exmadridista se mostró bastante molesto con el cambio, y el entrenador justificó así su reacción: “Estaba enfadado porque no está bien, tiene un problema en la rodilla”.

Ante el Milán, Cristiano estuvo bastante apagado, confirmando tener algún problema físico, y Sarri decidió prescindir de él tras apenas 55 minutos, sustituyéndolo con Paulo Dybala. El portugués, enfadado, abandonó el verde deprisa y, tras haberle dicho algo a su entrenador, se fue directo a los vestuarios sin pasar por el banquillo. Ronaldo, en los 14 partidos disputados en este curso, ha marcado seis goles y firmado dos asistencias.

Cristiano se marchó tres minutos antes de que acabará el encuentro ante el Milán del Juventus Stadium