La cita final del Mundial en Australia, en peligro

El fuego amenaza a la última cita del Campeonato del Mundo. El Rally de Australia está en peligro por los importantes incendios que asolan a la región de Nueva Gales del Sur. Por el momento ya se ha suspendido la primera jornada de reconocimientos y la prueba nacional que se disputaba en paralelo, y si la competición sale adelante será con un recorrido recortado.

Los importantes fuegos que afectan a los alrededores de Coffs Harbour, la localidad que acoge la última prueba del Mundial, están poniendo en jaque a los organizadores. Tan grave es la situación, que ya se han visto obligados a cancelar la jornada de reconocimientos del martes y la competición nacional que discurría en paralelo al rally. Incluso se podría suspender.

Un portavoz de la organización ha dicho que “el Rally Australia está con la comunidad de Nueva Gales del Sur, especialmente con las personas que han perdido seres queridos, medios de vida y hogares como resultado de los incendios en el norte de Nueva Gales del Sur. La seguridad pública es nuestra principal consideración en la planificación de la prueba esta semana. Proporcionaremos más información sobre cualquier plan revisado a medida que esté disponible”.

Una difícil situación que podría dar al traste con el desenlace de la temporada. Con el título de pilotos en manos de Ott Tanak, en la prueba de las antípodas se debería decidir el subcampeonato entre Thierry Neuville y Sebastien Ogier y el título de marcas entre Hyundai y Toyota. Pero hay cosas más importantes.