Los Superhéroes de LaLiga

Esta temporada estábamos disfrutando, o no, del campeonato más igualado que hemos visto nunca. Ahora que los grandes parecían estar mal, es cuando otros podían competir por ganar LaLiga. Como dijo el exjugador de la Real Sociedad, Gorka Larrea: “¡La Real Sociedad puede ser el nuevo Leicester!”. Eso sí, hasta que los de siempre lo permitan. Y parece que este fin de semana han dicho basta. LaLiga estaba entrando en barrena cuando in extremis aparecen de nuevo Barça y Madrid con sus jóvenes superhéroes. Estos no son galácticos. Han cambiado sus formas. No son los típicos superhéroes fortísimos, enormes y con un atuendo que les queda perfecto. Son adolescentes que a falta de Spiderman, Hulk y Batman no se lo han pensado y están salvando a los suyos. Os presento a…

Flash, Rodrygo, 18 años, posee la habilidad de moverse, pensar y reaccionar a velocidad sobrehumana. Puede multiplicarse a sí mismo y engañar a los defensores para crear un torbellino de goles. Black Panther, Ansu Fati, 17 años, acumula los poderes de todos los superhéroes: velocidad, agilidad y resistencia. Añade uno muy importante: su inteligencia emocional. Consigue llevarse muy bien, como pocos, con el veterano y todopoderoso Superman Messi. Thor, Odegaard, 20 años, el dios del trueno, es uno de los dioses más poderosos. Con su pierna “martillo” controla el clima del partido y crea pases relámpagos. Capaz de invocar truenos y centellas que destruyen a los equipos rivales.

Los Cuatro Fantásticos. Samuel Chukweze, Eva Navarro, Joao Félix y Vinicius fueron expuestos a rayos cósmicos durante una misión en el espacio exterior. Entre los cuatro combinan grandes poderes que juntos los hacen invencibles. El Señor Fantástico, Chukweze, puede estirar su cuerpo en longitudes sobrenaturales que le hacen capaz de llegar a balones imposibles. La Mujer Invisible, Eva Navarro, aparece y desaparece. Confunde a sus rivales que, de repente, la pierden de vista. Cuando la ven ya está dentro del área preparada para marcar. La Antorcha Humana, Joao Félix, genera una gran llamarada. Provoca una luz capaz de iluminar a todo un estadio. Cuando no está, los suyos permanecen en la oscuridad. La Cosa, Vinicius, amigo de Flash. Hecho de roca, impenetrable. Así se explica que a pesar de sus múltiples desaciertos, su resistencia emocional le haga persistir hasta algún día conseguir marcar. Impresionante ¿verdad? Ojalá que los superpoderes les duren muchísimos más años, como a Superman.