Martínez: “Es difícil ser feliz como entrenador y yo aquí lo soy”

El Granada hizo oficial ayer la renovación de Diego Martínez hasta 2021, asentando la base del proyecto que le ha llevado a ascender en su primer año y a firmar un inicio de temporada en la máxima categoría increíble. “Más allá de la relación profesional con la directiva, pienso que la relación de confianza se ha refrendado en la batalla, en solucionar problemas. Doy las gracias por su confianza y apoyo, por creer en esto”, destacó el técnico gallego.

Diego Martínez ha sido uno de los grandes artífices del buen momento del Granada, pero para el preparador lo importante: “Hemos asentado unos valores y una manera de sentir y todos son partícipes. Existe una complicidad en el día a día. Gracias a la afición que nos apoya más allá de los resultados. Estoy feliz y quiero seguir creciendo y sintiendo esa complicidad”. El técnico ha cumplido 500 días en Los Cármenes: “Es muy difícil sentirte feliz como entrenador y yo llevo quinientos días feliz aquí. Espero seguir creciendo junto al club y con más deseo que nunca deseo seguir trabajando”.

“Los pilares para crecer son estabilidad, visión compartida en la que todos crean y unos valores deportivos para ser competitivos. Todo ello se une y va de la mano y lo estoy viviendo aquí”, explicó el técnico que se queda con un día en particular de esos 500 días de rojiblanco: “Mallorca siempre será especial. Fue una semana muy emotiva. Cuando vayamos a jugar, aquellos momentos estarán en nuestra cabeza”. El miércoles, nada más empezar el entrenamiento, los jugadores han homenajeado al entrenador y a su cuerpo técnico, que también ha renovado, haciéndole un pasillo. Aunque uno de los puntos en los que más hincapié ha hecho ha sido en la afición y su conexión con ella: “Es importante el cariño de la afición, más allá siempre de los resultados. Recuerdo en la presentación, cuando queríamos que se sintiera identificada y lo hemos conseguido. Es una afición ilusionada e identificada”.

“Hay tres pilares imporatntes: estabilidad, mirada compartida y valores deportivos, para hacer un equipo competitivo”, sentenció y volvió a recordar que lo más imporante siempre son los jugadores: “El líder es el equipo. Los protagonistas siempre son los jugadores”.