Los Premios de la Edad de Oro

No hay fin de semana en el que un deportista español no celebre un éxito. Rebobinemos hasta el más reciente. Ahí nos topamos con las Guerreras de balonmano, que debutaron en el Mundial con sendos triunfos ante las dos rivales más fuertes de su grupo, Rumanía y Hungría. También con otra ‘guerrera’, en este caso del bádminton: Carolina Marín, ganadora en India, el segundo título tras su dura lesión. Sin salir de esta disciplina, Clara Azurmendi conquistó el Internacional de Gales. Dos boxeadoras, Miriam Gutiérrez y Melania Sorroche, lucieron los cinturones mundial interino y europeo de sus categorías. Y una karateka, Sandra Sánchez, triunfó en la Premier de Madrid para rematar otro año espléndido como líder mundial. El deporte masculino también aportó a la cosecha. Damián Quintero, igual que Sandra, logró el oro en katas. Pablo Larrazábal se reencontró con la victoria cuatro años después, en el Alfred Dunhill del Circuito Europeo de golf. Y no me olvido de Carlos Sainz, que aseguró la sexta plaza en la Fórmula 1 con un adelantamiento mágico.

Si me aceptan el juego, hagan la prueba con cualquier otra fecha. Siempre es así. En esta Edad de Oro nacieron los Premios AS, que cumplen su 13ª edición, con el objetivo prioritario de reconocer los interminables éxitos españoles. Son tantos, que no caben todos, pero cada año hay una selecta representación en el palmarés. La Gala de este martes continúa ese camino con el doblete de oro del Baloncesto, con la Copa Davis, con Toni Bou, con Ona Carbonell, con Javier Fernández, con Alba Vázquez, con Nuria Marqués, con el recuerdo de Blanca… En un deporte cada vez más global, los Premios se han abierto al exterior: Egan Bernal, Barshim, Sotomayor, Forlán… Tan universales como los 90 Años de LaLiga. Un nutrido reparto que simboliza el esfuerzo de cada fin de semana. De cada día.