El tremendo dato de Falcao que sonroja a este Atlético

Este Atlético está seco y compite de forma directa con los de los años menos productivos de su historia en Liga. El equipo ha marcado 16 goles en 15 jornadas (1,07 por partido) y en la categoría sólo del 15º para abajo han conseguido menos. Y mirando hacia anteriores temporadas, las 83 del Atleti en Primera, y comparando resulta que el actual es el segundo con menos goles de siempre. Sólo el de la 2005-06 tiene peores registros. Y algunos futbolistas, por sí solos, igualan o superan los números del actual plantel.

A estas alturas, el equipo entonces dirigido por Bianchi había marcado 15 tantos, a uno por jornada, y había encajado otros tantos. Terminó la Liga con 45 y los máximos goleadores fueron Torres (13) y Maxi (10), que en la jornada 15 llevaban cuatro y dos, respectivamente. En este curso, los pichichis rojiblancos en Liga son Morata, con cinco, y João Félix, Vitolo y Diego Costa, con dos.

Hace un año, por no ir muy lejos, el equipo también lamentaba una escasez anotadora, pero llevaba ya 21 goles, con Griezmann como líder en esta faceta (cuatro dianas; acabó con 15). Y cerró la Liga con 55. No obstante, la férrea defensa sí es una constante de la era Simeone, pero la falta de pegada no. El contraste es más que evidente comparando a este Atleti con el de los dos primeros cursos del Cholo. En la 2012-13, el equipo llevaba 35 goles y Falcao había marcado 16. Acabó la Liga con 28 en 34 partidos jugados. Efectivamente, los mismos que toda la plantilla actual. Y en la 2013-14, ya sin el colombiano, los de Simeone acumulaban 40 tantos: 15 de Costa (ahora suma dos) y 8 de Villa. Concluyeron la Liga con 27 y 13 dianas cada uno y, por supuesto, el título de campeones.

El registro de aquel Falcao, en su última temporada en el club, es demoledor, aunque no es el récord del club. Lejos quedan, en cantidad y en el tiempo, los números de Pruden en la 1940-41. Al final de la jornada 15 (la 4ª de la segunda vuelta), el delantero del Atlético Aviación acumulaba 25 goles. Cuando acabó la Liga, había marcado 33 en 22 partidos.

La proyección para este curso, según el promedio actual, señala que si la cosa no mejora el Atlético se quedará en 40 o 41 goles. Muy poca cosecha. Y no es que no lo intente: ante el Barça hizo 17 remates y ante la Juventus, otros 15 aunque no marcó. Es decir, ahora falta atinar…