Ansu amplía su contrato hasta 2022 y la cláusula sube a 170M€

El Barça anunció oficialmente a media tarde de este miércoles que Ansu Fati ha ampliado su contrato con el club azulgrana hasta junio de 2022 con la posibilidad de extenderlo dos temporadas más, hasta 2024. La cláusula de rescisión pasa de 100 millones a 170 millones y, además, el club matiza que, en cuanto se convierta en jugador del primer equipo, Ansu pasará a tener una cláusula de 400 millones de euros.

Ansu es casi un paradigma de lo que es una progresión meteórica. Conocido de oídas por el gran público gracias a su actuación en la Youth League la temporada pasada, Valverde sorprendió a todos antes del inicio de Liga subiéndolo a entrenar con el primer equipo. Después de no ir a la gira por Japón, no jugar el Gamper y no viajar tampoco a la gira por Estados Unidos, el Txingurri dio un golpe de efecto ante la ausencia de delanteros. Después de convertirse en la segunda jornada ante el Betis en el segundo jugador más joven en debutar en la historia del Barça (16 años y 300 días), sólo por detrás de Vicenç Martínez (16 años y 280 días), explotó en Pamplona con una impactante aparición, gol incluido, que completó una semana después poniendo en pie a la afición ante el Valencia. Desde entonces, llegaron las prisas con Ansu. Por acelerar los trámites de su pasaporte para hacerlo español, por verlo debutar con la Sub-21 y por mejorar sus condiciones.

Lo que sabe menos gente es que este verano existió la posibilidad real de que Ansu dejase el Barcelona. Finalmente, los técnicos convencieron al jugador y a su padre para que continuase en lo que se ha revelado como un acierto. La renovación deja la conclusión de que Ansu no es aún jugador de la primera plantilla (cuando lo sea, será cuando su cláusula subirá a los 200 millones de euros), pero su contrato se ha ajustado a su nueva realidad. También su cláusula, que aleja en parte a posibles compradores. Especialmente, el que terminará siendo su blindaje real, de 400 millones de euros.