“Con lo que hacemos no llega, hemos de cambiar ya”

La situación del Espanyol en Liga es “complicada”. Nadie en el vestuario blanquiazul lo esconde y así lo ha constatado este miércoles Diego López. El meta perico explicó que “hemos de dar un paso al frente. Con lo que hacemos no llega y hemos de cambiar ya”. Diego López vivió un descenso con el Villarreal, pero dejó claro que “son momentos diferentes. En la cabeza de todos no está perder la categoría. El partido contra Osasuna nos hizo ver que el fútbol ha cambiado mucho y cualquier equipo y en cualquier circunstancia te puede ganar. Hemos de ser un bloque más competitivo, incomodo y que pueda ganar a cualquiera. Hemos de seguir intentándolo, mejorando y ser exigentes para salir de esta situación”.

El Espanyol visita este sábado al Real Madrid y Diego López explicó que “es un campo muy difícil y un gran equipo. Es un partido más que tenemos la oportunidad de conseguir puntuar. Después de lo del otro día ha de haber un cambio muy notable en el equipo y a eso vamos a Madrid. Hemos de ir con la convicción de hacer un gran partido”. En el ambiente aún retumban las palabras de Machín tras caer ante Osasuna, en las que comentó que quería tíos de verdad y no pipiolos, y el meta ofreció su opinión: “El técnico quiere sacar nuestra mejor versión. Lo que hemos hecho hasta ahora no llega, con esto no vamos a salvar la categoría y el cambio ha de ser notable. Se ha de ser competitivo, tener más actitud, minimizar errores, ser un equipo muy difícil de ganar”. “Los jugadores sabemos que no estamos haciendo las cosas bien, no estamos en un nivel correcto y este club ni nosotros nos lo merecemos. Lo que dijo el técnico son verdades, hemos de dar un paso al frente. Quedan muchos partidos, pero hemos de sacar puntos. Llevamos muy pocos y habrá que sacar muchos para lograr la salvación”. Tras ello, Diego López apeló al escudo para luchar por reconducir la situación y es que “si de algo hemos de aprender es de la historia, los valores y el sentimiento que desprende este club. Hemos de transmitirlo y que los rivales vean el gen que hay. Con eso llegarán los resultados y todo irá mejor”.

Sumar tan solo un punto de los últimos seis disputados ha hecho mucho daño al vestuario, pero toca mirar adelante. Eso sí, paso a paso porque “las cuentas de la lechera normalmente salen mal. No tiene sentido hacer números, hemos de volver a reencontrarnos a nosotros mismos, volver a sentirnos lo que hemos sido no hace tanto y a partir de ahí buscar puntos cada jornada. Así quizás la falta de confianza o miedo se convertirá en positivismo y buenos resultados”. La derrota ante Osasuna convirtió Cornellà-El Prat “en un polvorín y no lo queremos. Es normal que la gente esté cabreada, se cansan de palabras y quiere hechos. Queremos que se sientan orgullosos, nos apoyen y vean un equipo por el que se pueda dar la cara”. Por último, habló del hecho de que la entidad perica acudirá al mercado invernal en busca de jugadores para reforzar al equipo: “Si el club considera que ha de venir gente a ayudar, bienvenido sea. Los que estamos hemos de ser responsables y si no se hacen las cosas bien pueden llegar más jugadores y salir los que estamos. No podemos esperar al 1 de enero a ver qué ocurre porque se nos van las jornadas. Ahora cada punto es muy importante”.