El estreno de Amazon Prime en la Premier no dejó indiferente

Amazon ha entrado con fuerza en el mundo del fútbol. El gigante del comercio lanzó su plataforma de vídeo en 2017 con su propia productora haciendo documentales, series y demás contenido audiovisual de entretenimiento totalmente propio. Ahora, Amazon Prime Video ha sado el siguiente paso emitiendo la Premier League en directo por primera vez en su aún breve historia.

Desde la presentación de la nueva temporada se sabía que Amazon había adquirido los derechos de emisión en Inglaterra de dos jornadas en diciembre: esta intersemanal (3-5 diciembre) y la del Boxing Day, una de las más seguidas a nivel mundial y que se juega entre el 26 y el 27 de diciembre.

Su entrada este martes emitiendo la Premier solo en Inglaterra ha dejado opiniones para todos los gustos. El plantel de comentaristas era de lujo: Alan Shearer y Roberto Martínez estaban en plató mientras Michael Owen, Eniola Aluko y Lee Dixon estaban en Selhurst Park para  la retransmisión del Crystal Palace-Bournemouth. Amazon ha anunciado más fichajes estrella de exjugadores para esta parcela como Berbatov, Henry, Nigel De Jong, Harry Redknapp, Peter Schmeichel, Gary Cahill, Peter Crouch o Alan Pardew hasta conformar una plantilla de 52 referentes de la liga y la comunicación. 

Otro de los puntos positivos es que, objetivamente, se podrá disfrutar gratis con crear una nueva cuenta y usar el mes de prueba de Amazon Prime. Si un usuario se apuntó para disfrutar de la jornada de este martes tendrá el servicio gratuito hasta el próximo 3 de enero. Si no, disfrutar de la Premier no aumentará el precio del servicio: 7,99 libras/mes en Inglaterra.

A través de las redes sociales, varios aficionados se alegraban de poder disfrutar el fútbol en máxima calidad (4K) e incluso daban las gracias a Jeff Bezos, fundador de Amazon, por poder ver el partido con sonido ambiente sin necesidad de escuchar al narrador y los comentaristas, algo que en España si es posible desde hace tiempo.

Añaden desde la prensa británica que Amazon mejoró la retransmisión brindando información de estadísticas al momento, subió el resumen casi al instante y permitía conseguir los datos de los jugadores de la plantilla de ambos equipos de manera rápida a través de su aplicación.

Aunque también hubo ‘peros’. Varios clientes se quejaron por la repartición de derechos y la obligación de pagar hasta en tres plataformas para poder disfrutar de la Premier League al completo. Si deseas hacerlo residiendo en Inglaterra debes pagar por Sky (23 libras/mes), BT (único que da la Champions con ofertas entre 40 y 50 libras/mes) y ahora, Amazon Prime.

Además, a varios de los clientes les falló el streaming. Añaden también que la programación era algo extraña y no dejaba disfrutar de partidos completos con lo que podías ver una parte del Crystal Palace-Bournemouth y otra del Burnley-Manchester City pero no ninguno de los partidos enteros.

Las protestas no fueron solo en redes sociales también en el estadio. En Selhurst Park, casa del Crystal Palace, sacaron una pancarta contra la web de comercio online y su entrada a las emisiones de fútbol en directo. “Los partidos vendidos al mejor postor. Amazon gana, los aficionados sufren” ponían en la pancarta durante el encuentro.

Tanto a los que les gustó como para los que fue un sufrimiento, la gran empresa de comercio online parece que ha llegado para quedarse.