El Leganés, lastrado por la sangría defensiva que no cesa

El Leganés sigue desangrándose en defensa. Es su punto flojo. Cierto es que en el área rival tampoco exudan excelencia los delanteros pepineros. “Nos fallaron las dos áreas”, insistió Aguirre en Sevilla para explicar una derrota de nuevo dolorosa por los méritos acumulados para rascar algo del Sánchez-Pizjuán. Los blanquiazules tuvieron tres claras ocasiones que desperdiciaron. Pero cuando las marraron (inicio de la segunda parte) el asunto aún iba empate a cero. Y así podría haber acabado de no mediar un nuevo error defensivo en balón parado, la otra lacra que asola al Leganés.

A lo largo del curso han sido diez los tantos no encajados en jugada: cinco de penalti, tres de falta y dos tras un córner. En esta última especialidad llegó el que hundió a los pepineros en Sevilla. Un mal despeje de Bustinza acabó en los pies de Navas, que la metió al área. Ahí falló Awaziem, Cuéllar no llegó a frenar el esférico y Diego Carlos la metió en el único resquicio posible. Otra vez el rosario de desatinos de siempre.

“Y mira que cambiamos. ¿Te diste cuenta, no? Empezamos a marcar al hombre y no al espacio y el equipo se sintió más seguro”, argumentó Aguirre en sala de prensa del Pizjuán preguntado sobre el nuevo gol encajado a balón parado.

Catorce jornadas encajando

Así, de las 15 jornadas disputadas, ha encajado al menos un gol en 14. Sólo dejó su meta a cero en el único triunfo del curso, frente al Mallorca (1-0). Si a este dato se le une la anteriormente citada sequía goleadora, el resultado es un problema grave que lastra al Leganés hasta la última plaza en la que parece imantado por sus propios desatinos.

Y pese a ello, pese a que el Leganés sigue perdiendo energías por su boquete en la zaga, la percepción generalizada es que los blanquiazules siguen mejorando en sensaciones con Javier Aguirre. “A mí no me gusta ser resultadista, pero en la situación en que estamos necesitamos puntuar dónde sea. Pese a eso, sí, yo creo que se está viendo un cambio, pero al final está claro que lo que importa son los resultados”, insistió Recio tras la derrota frente al Sevilla.