Espanyol: guía para convertir 12 millones para fichajes en 40

En un desayuno informativo dispuesto para detallar las cuentas que el Espanyol presentará en su Junta de Accionistas del próximo martes, 10 de diciembre, tanto el director general corporativo, Roger Guasch, como el director financiero, Joan Fitó, aprovechaban para desvelar la cantidad de que el club dispone para abordar fichajes en el mercado de invierno.

Anunciaban que, tras negociar con LaLiga, el Espanyol podrá ampliar su límite salarial en 12 millones de euros, de los 68 actuales hasta los 80. No es un regalo, sino el fruto de la clasificación para los dieciseisavos de la Europa League y de la ampliación de capital de 50 millones que se aprobará en la citada asamblea. Pero, ¿son esos 12 millones la cifra que pueden invertir en compras? ¿En fichas? ¿En cesiones?

Los propios ejecutivos del Espanyol trataban de despejar la incógnita con algunos ejemplos, a la espera de que sea la dirección deportiva, con el posterior beneplácito del presidente, Chen Yansheng (quien aterriza el próximo lunes en Barcelona), la que opte por alguna de las fórmulas para negociar la contratación de, cuando menos, un delantero que procure goles y al menos dos refuerzos más con el objetivo de eludir el descenso. En la masa salarial aprobada por LaLiga se incluyen salarios, primas, gastos de Seguridad Social y amortizaciones. Así pues, ¿qué puede permitirse el Espanyol?


Opción A: Compras

En el caso de un fichaje con traspaso, cuentan para el límite salarial tanto la ficha del jugador como los extras de Seguridad Social y las primas. Y la parte correspondiente de amortización. ¿Qué quiere esto decir? El Espanyol podría permitirse fichar a un jugador por 40 millones, siempre que fuera por cuatro temporadas (o más). En resumen, coste entre años por los que ha firmado. En ese caso, una cuarta parte iría a parar a la masa salarial de esta temporada, diez millones, por lo que entre el salario y lo demás no podría exceder de dos millones, hasta completar los 12.

Opción B: Cesiones

Es el más sencillo de calcular, ya que para la masa salarial se contaría todo lo que el Espanyol abone en la operación, tanto lo que cobre el jugador como eventuales pagos extra al club de origen, puesto que todo correspondería a la temporada en curso. Aquí, por poner un ejemplo, podría el club perico hacerse con los servicios de cuatro cedidos que cobraran tres millones brutos cada uno por media temporada. Son casos hipotéticos, ya que ahora mismo dispone el Espanyol solo de dos dorsales profesionales libres.

Opción C: Compras y cesiones

Aquí debería ir jugando la dirección deportiva con las cantidades, como sucede en el mercado de verano. Imaginen que llega un delantero traspasado por 20 millones, que firma por cuatro temporadas y que cobra dos millones: el Espanyol cubriría siete millones de masa salarial con él, por lo que le quedarían cinco más para abonar el sueldo de cedidos, una buena cantidad, o para añadir nuevas compras ‘low cost’.


A priori, dispone el Espanyol de la mayor cantidad de su historia para reforzarse en invierno, aunque no es fruto de la casualidad, ya que asimismo se trata de una de sus situaciones deportivas más delicadas, con nueve puntos y a cinco por ahora de la permanencia. Y, como indicó Roger Guasch en su comparecencia del martes, “es más barato apostar ahora que hacerlo en Segunda”. Es la filosofía que les ha trasladado Chen, que llega el lunes.