Leganés: cuatro finales directas para cerrar la primera vuelta

El Leganés afronta el final de la primera vuelta con la sensación de que, más que disputar cuatro partidos, disputa cuatro duelos por la supervivencia. A falta de 23 partidos para que termine el campeonato, tal es el grado de necesidad de un conjunto que jugará hasta que llegue la segunda mitad de campeonato frente a Celta (casa), Alavés (fuera), Espanyol (casa) y Valladolid (fuera) un rosario de choques frente a rivales directos. La (pe)última oportunidad para coger impulso en su anhelo por escapar del pozo.

La historia reciente, ésa que en el fútbol caprichoso a veces juega y a veces no, hace ser relativamente optimista. El curso pasado los pepineros empataron (0-0) frente a los vigueses en Butarque, también sacaron un punto en Mendizorroza (1-1) y golearon al Pucela en el José Zorrilla (2-4). Sólo cayeron ante el Espanyol (0-2) en la última jornada del campeonato, esa que se llenó de fiesta para festejar en casa la mejor clasificación histórica de los blanquiazules en la élite.

El problema es que el fútbol, deporte de dinámicas, tiñe en rojo emergencia la de este Leganés en caída libre. Desde que el 3 de mayo golearan en el Pizjuán a su último verdugo del presente curso (0-3 al Sevilla), el equipo acumula 17 partidos con sólo una victoria, tres empates y trece derrotas. Cambiar esa tendencia, empezar a teñir de verde el casillero de partidos pepineros se intuye complejo. Muy complejo.

Pero aunque la empresa sea compleja, se antoja necesaria si los de Aguirre quieren salvar la categoría. Primero, porque el arranque de la Segunda vuelta se antoja pirenaico. El Getafe visitará Butarque para abrir boca y después llegará, de seguido, Atlético, Real Sociedad, Levante y Betis antes de repetir, ya en Vigo, frene al Celta.

Caprichos de un calendario asimétrico que, en el caso del Leganés, dibuja cuatro finales urgentes antes de cerrar la primera vuelta. Finales en las que todo lo que no sea puntuar supondrá paladas de arena para la ya de por sí compleja situación blanquiazul.