“Marc ya me ha dicho que me irá diciendo pocas cosas”

Visita de Álex Márquez a Madrid, para pasear su flamante título de Moto2, al manillar de la Kalex del Estrella Galicia Marc VDS que le ha convertido en bicampeón del mundo (ya había ganado el de Moto3 en 2014), pero también como sonado fichaje de MotoGP, en el papel de nuevo compañero de Marc Márquez como sustituto de Jorge Lorenzo en el box del Repsol Honda. Había que tocar todos los palos, y los tocó, con la simpatía que le caracteriza y con la responsabilidad a la que obliga su nueva posición.

Temporada 2019: “Este año ha sido muy bonito y el objetivo se ha cumplido. Todos trabajamos desde pretemporada por el sueño, pero el clic llegó en Jerez. Es verdad que allí me caí y que salí a 39 puntos, pero vi el potencial que había para ganar viendo cómo trabajaba todo el equipo para arreglar la moto. Luego llegó Le Mans y tres victorias seguidas. La regularidad en esta categoría es la clave de todo, yo también he madurado, he tenido un equipo humano muy bueno y, aunque he fallado más de lo que hubiera querido, con dos ceros, tuve tranquilidad desde el box y fui competitivo en todo momento y supe acabar carreras”.

Rivales por el título: “Lo difícil de este año ha sido controlar a todos los rivales que he tenido, porque han sido muchos y no te podías focalizar en controlar a uno. Había cinco y en cada carrera cambiaba, pero desde principio de año dije que Binder. Sabía que haría una gran segunda mitad de temporada, pero en la primera cogimos margen”.

Augusto Fernández: “Es muy buen piloto y es uno de los que nos apretó. Lo tiene todo para ser campeón. Depende de él y el equipo pondrá el máximo. Si está tranquilo, seguro que lo puede conseguir”.

Campeón de España en 2012: “Aquí empezó todo con el apoyo de Estrella Galicia, que es fundamental para la base. Perseguí el título durante tres años y al final lo pude conseguir. De ese Álex queda la pasión por el motociclismo, el trabajo y la ilusión por conseguir los sueños, y las ganas de mejorar como piloto y como persona”.

Campeón de Moto3 en 2014: “Ese título fue muy especial. El primero es siempre el primero y ahora lo valoro mucho más. No eres consciente con 18 años de lo que consigues. Fue un año bonito, pero también duro, en un proyecto nuevo con Honda. Nos pusimos líderes en Aragón y pudimos batir a KTM, que eran los reyes de la categoría hasta ese momento. Este año también hicimos una piña muy parecida a la de entonces, porque era todo nuevo con el cambio de motor. En 2014 gané el título en Valencia, algo que no le deseo a nadie por los nervios que se pasan, pero fue todo muy bonito”.

Consejo a Sergio García: “En la primera mitad del año, vio lo que era el Mundial, porque no era lo mismo de donde venía, y ahora ya sabrá lo que tiene que hacer. El consejo que le doy es que siga igual, que mantenga esta dinámica que ha mostrado a final de año y, así, puede aspirar a ser campeón del mundo”.

Consejo al Álex Márquez de 2015: “Ahora que ya sé que soy campeón, le diría que paciencia. En 2015 y 2016 fueron los años en los que aprendí más, porque llegaba de ser campeón de Moto3 y los ánimos se disparan por las nubes, pero eso me hizo volver a la realidad y a seguir evolucionando”.

Marc a Álex en un anuncio de 2018: ‘Te esperamos en MotoGP’: “Al final la vida para mí va de cumplir sueños y me acuerdo de la grabación de aquel anuncio. Trabajas para llegar a MotoGP, aunque antes lo haces para ir a Moto3 y a Moto2. Se dio la oportunidad en Valencia después de ser campeón en Malasia y ahora estoy con ganas de afrontar nuevos retos”.

Test MotoGP 2014: “La moto me llevaba por donde quería. Honda me dijo que si era campeón de Moto3 me dejaría probar la Honda de mi hermano. Fueron dos días muy emocionantes, por el título y por subirme a esa moto”.

Test MotoGP 2019: “Esa foto me gusta más, porque ya es mi moto. Pude coincidir en dos tandas con Marc, tanto en Valencia como en Jerez. Con el tiempo se normalizará la situación, pero ya es mi moto. Si firmas durante el año, te vas haciendo a la idea, pero así ha sido un poco extraño e inesperado, pero la consecuencia de haber conseguido un título de Moto2. Se presentó una oportunidad así y, cuando me lo dijo Emilio, le dije que adelante. También me dijo que sería un reto difícil, pero había que afrontarlo”.

Despedida del equipo de Moto2: “No ha habido una despedida, porque ellos se fueron a casa el lunes por la mañana y yo no firmé por la tarde. El equipo seguirá trabajando por otro sueño con Augusto y yo voy a intentar trabajar por el mío. Quién sabe si en el futuro nuestros caminos no se volverán a cruzar. Es más, creo que se volverán a cruzar”.

Test Jerez: “Me sentí mejor, porque ya pude estar con mi equipo técnico. Lástima de que el segundo día empezara a llover las dos veces que monté el neumático nuevo. A ver si pasa rápido el invierno para poder volver a subirme a la moto”.

Moto 2020: “No tenía ninguna lógica que yo probara ahora la moto de 2020. Ha recaído en Marc y Cal (Crutchlow) y han sacado conclusiones positivas. Habrá que hablar en Malasia para ver cuál es el plan de Honda, pero creo que es darnos a todos lo mismo. Mientras, cuanta más información tengamos, mejor”.

El estado de Marc: “Marc está mejor de este hombro que del anterior, aunque sabe que requerirá del mismo tiempo. Le he intentado sacar algunas cosas, pero ya me dijo en broma que me irá diciendo pocas cosas porque me vio rápido en alguna curva. En Jerez, en el box ni nos vimos casi, porque cada uno estaba con su equipo. Además, una cosa es que te digan las cosas, y otras hacerlas. No ha cambiado nada”.

Trabajo específico: “Las horas de entrenamiento son las mismas, pero hay que hacer trabajo específico para intentar ser más completo. En MotoGP sufre más el tronco y hay que trabarlo. El año pasado, por la operación de Marc, ya me tocó buscar alternativas de entrenamiento con Vierge, Sergio García y algún otro, y este año será igual. Me han dicho que se sufre mucho con el calor de Malasia en MotoGP y habrá que llegar preparado al test”.