Mourinho vuelve a Old Trafford con Solskjaer en la cuerda floja

360 días han pasado desde el último encuentro de José Mourinho en Old Trafford. Fue una victoria contundente (4-1) ante el Fulham, pero quince días sería destituido como entrenador de los ‘red devils’ después de caer ante el Liverpool. Prácticamente un año después, el entrenador portugués volverá al Teatro de los Sueños para dirigir un partido desde la banda. Pero lo hará en el banquillo visitante. El destino ha querido que su tercer partido de Premier League con los Spurs sea ante su último equipo.

Y su vuelta a Old Trafford será muy especial por todo lo que rodea al partido. José Mourinho dirigió al Manchester United durante dos temporadas y media en las que consiguió ganar una Europa League, una Community Shield y una Copa de la Liga. En su primera campaña se quedaron fuera de los puestos Champions en Premier League, pero consiguieron llegar a ella al alzarse con la UEL. En la segunda fueron segundos en Premier por detrás de un Manchester City que hizo 100 puntos.

Un año después de su salida, Mourinho ha cogido las riendas de un Tottenham Hotspur que era decimocuarto en la tabla. Después de dos victorias seguidas en el campeonato nacional, el equipo del norte de Londres ya es quinto con 20 puntos. Sin embargo, está a seis del Chelsea -equipo que marca la zona de Champions- y tan sólo le separan dos puntos del Crystal Palace, undécimo en la clasificación. Una igualdad en la zona media de la tabla que a buen seguro se romperá durante el maratón en diciembre. El Tottenham disputará siete partidos de Premier en los próximos 28 días, es decir, uno cada cuatro días.

Los ‘red devils’ son novenos y una victoria ante su ex-técnico les colocará por encima del Tottenham. En cambio, una derrota podría hacer que se precipite la salida de Solskjaer. Y el que podría llegar al banquillo es Mauricio Pochettino. Un giro quizás demasiado rocambolesco. La salida de ‘Mou’ del United no fue por la puerta grande, pero su vuelta podría provocar la salida de un Ole Gunnar Solskjaer que le sustituyó cuando abandonó Manchester. Y ambos ya han tenido sus más y sus menos.

El cruce de declaraciones entre Solskjaer y Mourinho

En una entrevista concedida a L’Equipe en el pasado mes de mayo, José Mourinho afirmó que Ole Gunnar Solskjaer “es una marioneta”. El entrenador portugués aseguró que “cuando tienes un grupo de jugadores muy profesional que es ambicioso, trabaja bien y tiene talento en un club estructurado no notas esa erosión”. El ahora entrenador del Tottenham fue más allá: “Yo no quiero ser el buen tipo, porque el buen tipo, después de tres meses, es una marioneta que no acaba bien”.

El noruego no quiso entrar en polémicas, pero Mourinho volvió a cargar contra él el pasado 20 de octubre, cuando el United empató ante el Liverpool. El luso comentó el postpartido en Sky Sports y afirmó que intentaría “buscar un trabajo como el que tiene Solskjaer en el United. Su trabajo consiste en hablar del futuro y sobre los futbolistas jóvenes”.

Solskjaer, al ser preguntado por la vuelta de Mourinho a la Premier League, declaró que “iba a ser un espectáculo”. El entrenador del Manchester United, con un toque de humor, fue claro: “Es muy bueno que vuelva Mourinho, sobre todo para vosotros (los periodistas). Quizás también para mí, a lo mejor así podéis hablar y escribir de algo diferente”.

El balance de Mourinho ante el Manchester United

Al ahora técnico de los Spurs se le da muy bien el Manchester United. Únicamente ha perdido tres encuentros en los veinte enfrentamientos directos que ha tenido contra los ‘red devils’ y sólo uno de ellos ha sido en la Premier League (temporada 2005/2006). En los últimos seis enfrentamientos contra el United -con el Real Madrid y el Chelsea-, Mourinho ha sumado tres victorias y tres empates.

El balance de José Mourinho ante el Manchester United consta de nueve victorias, ocho empates y tres derrotas en 20 partidos. Ha anotado 23 goles y ha concedido sólo 16. En el enfrentamiento contra Solskjaer también sale beneficiado. Le ha ganado el único partido en que ha jugado contra él. El noruego entrenaba al Cardiff y el luso al Chelsea. Los ‘blues’ ganaron 1-2 en la jornada 38 con el club galés ya descendido. Cinco años después, ambos se vuelven a ver las caras en un duelo vital. Tres puntos que lo cambian todo por Solskjaer. Puerta grande o enfermería ante Mourinho.