Nuevo desafío para Alaphilippe: confirma su debut en Flandes

Julian Alaphilippe, flamante ganador del Vélo d’Or, premio otorgado por la revista francesa Vélo Magazine al mejor corredor de la temporada, tiene claro uno de sus objetivos en el curso 2020. Fiel a su estilo de clasicómano, la preparación del corredor del Deceuninck Quick-Step estará enfocada, principalmente, en las clásicas de primavera, donde Alaphilippe tiene por delante un nuevo desafío: el Tour de Flandes.

Y es que el francés hará su debut en la dura clásica de adoquines belga el año próximo, tal y como confirmó al diario L’Equipe al término de la gala del Vélo d’Or: “Voy a ver de qué se trata. Necesito nuevos desafíos. Acabo de tener una temporada excepcional pero nunca me duermo en los laureles. Estoy empezando de nuevo desde cero”, explicó Julian sobre su presencia en Flandes.

Además, Alaphilippe detalló la conversación que mantuvo con el director del equipo, Patrick Lefevere, sobre su planificación para las clásicas, ya que aparte de Flandes (5 de abril) espera que rinda a buen nivel en la Lieja-Bastoña-Lieja (26 de abril): “Me dijo: ‘Estamos de acuerdo con que hagas el Tour de Flandes, pero no lo conviertas en tu objetivo número uno, porque, si no funciona, todavía te necesitamos hasta Lieja’. Soy un líder importante para las Ardenas, pero Patrick también sabe que, si no lo hago mal en Flandes, seré importante para el equipo”. En ese sentido, como es habitual en el conjunto Deceuninck, Julian contará con una formación de auténtico lujo para las Ardenas con compañeros como Stybar, Jungels, Lampaert y Asgreen, a pesar de la salida de Gilbert rumbo al Lotto Soudal.

La temporada arrancará en Sudamérica

Para llegar en óptimas condiciones a las Ardenas, Alaphilippe arrancará su temporada en el Tour de Colombia por tercer año consecutivo, una preparación que ya le fue de maravilla en el último curso como bien demuestran sus 12 victorias en 2019 y su brillante Tour de Francia: primer top-5 de la general en su carrera, dos triunfos de etapa y 14 días vestido de amarillo.

Tal y como confirma L’Equipe, el francés ultimará su rodaje de cara a las clásicas en una edición de la París-Niza que será muy especial para él, ya que a falta de confirmación oficial, se espera que una de las etapas sea una contrarreloj por la localidad de Saint-Amand-Montrond, su ciudad natal. Allá donde vaya Alaphilippe, el espectáculo está asegurado.