“Quiero gritar: ‘Cristiano, Messi, Ibrahimovic, ¡ayúdenme!”

Megan Rapinoe se coronó el pasado lunes en París como la mejor jugadora del mundo. Su papel protagonista en el triunfo en el Mundial con la selección de Estados Unidos le ha dado el galardón por primera vez en su carrera. Además de su rendimiento futbolístico, la atacante ha despertado la atención por sus reivindicaciones sociales. De todo ello ha hablado en una entrevista para France Football tras recibir el premio:

Mejora en su juego: “Después de los Juegos Olímpicos de 2016, decidí involucrarme más en mi trabajo. Quería mostrarme mejor que nunca, con la esperanza de brillar en el Mundial de 2019. Me siento mejor físicamente. Sé que soy mejor, me siento capaz de tomar el lugar que me corresponde.

Activista: “Este Balón de Oro me recompensa por ambas partes. Por un lado, soy muy buen futbolista. Por el otro, la gente entiende que actúo para encontrar soluciones a los problemas de nuestra sociedad. La idea es capacitar a otros para que hablen en voz alta”.

Responsabilidad: “Tengo la suerte de tener algo de talento para liderar las luchas. Estoy cansada de viajar para conferencias, reuniones… Pero si las cosas necesitan mejorar en nuestro mundo, entonces estaré en la línea del frente”.

El silencio de los futbolistas: “Quiero gritar: ‘Cristiano, Messi, Ibrahimovic, ¡ayúdenme!’ Estas grandes estrellas no participan en nada cuando hay tantos problemas en el fútbol masculino. ¿Tienen miedo de perderlo todo? Lo creen, pero no es verdad. ¿Quién sacaría a Cristiano o Messi del mundo del fútbol por una declaración contra el racismo o el sexismo?”.