Del descenso a la gloria: ¿Se borrará la mancha del América de Cali?


Liga Águila

Del descenso a la gloria: ¿Se borrará la mancha del América de Cali?

Juan Pablo Arévalo

La inmensa historia escarlata se vio afectada por cinco años en la B. ¿Se supera ese pasaje?

América de Cali es el campeón de Colombia. La Liga II-2019 le devolvió el puesto en la historia del fútbol colombiano y le ayudó a recuperar su grandeza, escondida en los últimos años por el terrible golpe del descenso en 2011, los cinco amargos años en la B, y un regreso a Primera División que le costó mucho, pues no le ganaba a los grandes y no era protagonista, como en las viejas épocas.

Por esos largos años, el hincha escarlata tuvo que aguantar a los aficionados de los otros equipos y recibir con mucho coraje las humillaciones y burlas por “ser de la B”. El primero, y único hasta ahora, de los grandes que descendió. Y con cada temporada que se frustraba la oportunidad de volver a la primera categoría, se le echaba más sal a la herida, y ardía más viendo cómo equipos como Nacional o Santa Fe aumentaban su palmarés, o como Millonarios volvía a sacarle ventaja en las estrellas ganadas, justo cuando la mechita había alcanzado al embajador.

Sin embargo, en 2017 el equipo vallecaucano regresó a la Liga. Curiosamente, al primer equipo grande al que le ganó tras su vuelta a la A fue al Junior, el mismo rival al que le ganó el título este año. En el primer semestre de la Liga de 2017 clasificó a los cuartos de final, así como lo hizo en el segundo campeonato. En 2018, en cambio, no entró entre los mejores y su año fue desolador, con experimentos y entrenadores desconocidos y un proyecto portugués que dejó pocos frutos.

El 2019 fue el de levantar cabeza, jugar cuadrangulares en ambos campeonatos y cerrar el año con el título, con la estrella 14, que está llamada a borra la mancha del descenso. Aunque para los rivales, como Nacional, Cali, Millonarios, Junior o Santa Fe, ese vergonzoso pasaje no se borrará de la historia escarlata y tendrá que llevar la cruz a cuestas.

Tal vez logrando títulos a nivel internacional, América pueda lavar su imagen; pero eso es apenas un sueño, que ya tiene sus bases y que deberá ser ahora el norte en la brújula de los dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y aficionados de los diablos rojos.