El Alavés presentará una propuesta de presupuesto de 76 millones de euros

Los accionistas del Alavés ya pueden recoger la documentación en las oficinas del club para la convocatoria del día 26 en el Palacio de Villa Suso de Vitoria. Hasta antes del puente resultaba imposible y, filtraciones aparte, fue ayer lunes cuando los implicados pudieron hacerse con el informe sin problemas. Habrá varios puntos en el orden del día de la asamblea.

En el primero se aprobarán las cuentas del pasado ejercicio. El superávit será de 3,7 millones (2,5 más de lo proyectado). Los ingresos llegaron, básicamente, por el aumento de lo percibido desde las televisiones y por las ventas de Ibai y Sobrino en el pasado mercado invernal, que supusieron 6,4 millones de euros de forma conjunta. Un gasto conflictivo que traerá cola antes, durante y después de la asamblea es la compra del 50 % del capital social del Bakh, ciudad deportiva del Baskonia. Esa operación se tasa en 5,7 millones.

Los Accionistas Minoritarios consideran que ese tipo de operaciones tienen que ser sometidas previamente a consulta o a asamblea pero se realizó en el pasado mes de marzo. Y la ciudad deportiva del Grupo Baskonia es un agujero económico ahora mismo. Los dirigentes aseguran que se trata de un movimiento estratégico ya que no hay que descartar que en el futuro se construyan unas instalaciones anexas para el fútbol ya que Ibaia se ha quedado pequeña y las negociaciones con el ayuntamiento sobre Betoño cayeron en saco roto.

Después se someterán a votación las cuentas correspondientes al ejercicio presente que presentarán una propuesta de presupuesto con 76,1 millones de ingresos. El año pasado fueron 63,6. Ahí hay que considerar los 15 millones recibidos desde el Mónaco por el traspaso de Guillermo Maripán. La operación se hizo a finales del mercado veraniego y computa ya para el presupuesto de esta temporada. El 66 % de los ingresos llegan desde los derechos televisivos (50 millones de euros).

En cuanto a gastos, hay 41,4 millones en personal deportivo y no deportivo. La previsión total de gastos es de 74,6 por lo que siempre se ronda un planteamiento inicial de ganar en torno al millón y medio en cada ejercicio contable. Tras unos asuntos formales, la asamblea terminará con el turno de ruegos y preguntas. Lo normal es que acudan casi 100 personas pero son accionistas con poco margen de maniobra ya que el Grupo Baskonia controla ahora mismo el 81 % de los títulos y está cerca de comprar más, un 2 % aproximadamente para ser propietario de un 83 %.