Asier Garitano y el Leganés cruzan otra vez sus destinos

Asier Garitano se cruza en el destino de uno de sus exequipos, en el que tuvo más repercusión, el Leganés, y con su Alavés tratará de cortar las alas del cuadro del mexicano Aguirre, renacido con su última victoria contra el Celta. Hay más de tres puntos en juego, ya que ambos están llamados a luchar por la salvación (sigue el partido en directo en As.com).

Garitano fue feliz en el sur de Madrid y tiene un cariño total al Lega. Más incluso que a la Real, a pesar de ser guipuzcoano. Así lo hizo saber a los medios después del partido en el Reale Arena hace unos meses. Tiene tres bajas: Laguardia y Wakaso por sanción y Pina por lesión. Se rompió el peroné de su pierna izquierda en Granada y estará un mínimo de cuatro meses en el dique seco. Ximo, Manu y Pons parecen las opciones más lógicas ante un conjunto pepinero que suele jugar con cinco atrás.

La principal baja del equipo de Aguirre (el ex alavesista Pellegrino ya no dirige al equipo) es Carrillo, con fatiga muscular. Recio tiene una rotura de fibras. Tampoco estará Siovas, Marc Navarro y Szymanowski. Al menos retorna Rosales, lo que desplazará a Bustinza (uno de los más fieles guerreros de Garitano en su etapa pepinera) al centro de la zaga. Tarín podría pasar al banquillo pese a su partidazo frente al Celta.

En el club pepinero preocupa la dificultad de jugar en Mendizorroza debido al clima pero las previsiones hablan de mejoría para la hora del choque. El Leganés viaja con la esperanza de repetir, al menos, el resultado de las cuatro últimas ocasiones en la que visitó Vitoria. Entonces la cosa acabó en empate. Estando en Primera, además, aquellos marcadores se produjeron sobre la bocina. Ahora, dice Aguirre, el escenario ha cambiado. También la clasificación de una escuadra que sigue en descenso, pero que ya no es colista.