Salvador: “No tenemos margen de maniobra en el mercado”

-¿Cómo ve al equipo en su regreso?

-Estamos dentro de las expectativas, de los puntos. Estamos a siete puntos (del descenso) y ahora es un momento delicado después de las dos derrotas por como se dieron las cosas. Pero esto sigue y ahora afrontamos con ilusión el partido de Granada, esperando a ver si nos podemos reivindicar como hicimos después del partido contra el Espanyol. Donde demostramos que podemos ganar a cualquiera.

-¿Qué le parece la sentencia del Levante-Zaragoza? Usted era el director deportivo de aquella época.

-Pues mira, yo que estaba en ese momento en el Levante no tuve ningún indicio de nada, ni sabia nada, ni tampoco noté nada. Entonces para mí se ha hecho justicia. Pienso que los jugadores lo han pasado muy mal, pero al final se ha hecho justicia porque no hay pruebas para nada. Pero el trago que han pasado los jugadores… y además queda clarísimo que el Levante no tenía nada que ver con todo esto. Estoy contento por la sentencia.

-¿Qué valoración hace del derbi? (el Levante se puso 2-0 y el partidó acabó 2-4)

-La valoración es que nosotros hacemos una muy buena primera parte. Sí que es verdad que tuvimos una presión bastante alta después de los primeros dos goles. Pero el equipo estaba bien, estaba con opción de seguir, llegando bien, con desparpajo… estábamos jugando contra un equipo muy potente de LaLiga. En el minuto 48 nos meten ese gol, que sí que es verdad que afrontas la segunda parte, el Valencia por lo menos, con otra idea. No es lo mismo remontar un 2-0, que sabiendo que con el 2-1 con otro gol ya lo empatas. A partir de ahí es verdad que tuvimos un poco de lapsus, una jugada de Morales que paró Jaume… y luego nos meten dos goles prácticamente en contraataque, que es donde tenemos que mejorar. Vale, estás un poco mosqueado por ese tema, pero hay que seguir. Ahora ya ha pasado un tiempo, hay que continuar y pensar que nuestro objetivo es intentar pasar los menos apuros posibles y no vivir los apuros del año pasado. Sí que es verdad que venimos de dos derrotas duras, pero este equipo está capacitado. Igual que lo hico después del Espanyol, volviendo a demostrar que es un buen equipo ganando en San Sebastián y al Barça. Yo confío en esta plantilla.

-Ahora que ya está unos meses en el cargo, ¿cómo valora su vuelta?

-Estoy con muchas ganas de trabajar y mucha ilusión, eso lo primero. Y lo segundo es que me he encontrado un club totalmente diferente de cuando yo salí. Con muchos jugadores, que yo no estaba acostumbrado a sacarlos en mi época, porque venía mucha gente cedida o por pocos años. Vivíamos un poco más día a día porque no teníamos el presupuesto que ahora se maneja, que me parece muy bien. Ha sido duro porque se han tenido que sacar muchos jugadores cedidos. Pero muy contento porque había un bloque interesante. Yo el año pasado vi prácticamente todos los partidos del Levante y es un equipo muy vistoso. Hemos sufrido para mantener el bloque y pienso que se pueden hacer cosas bonitas. Todavía es pronto, sí que es verdad que hay ciertos aspectos que mejorar porque nos gustaría estar más arriba. Pero hay que poner los pies en el suelo y lo primero es no sufrir para mantener la categoría que es lo que nos da la vida.

-¿Y qué balance hace de Radoja y Duarte, fichajes con sello Salvador?

-Son dos jugadores que estaban en el mercado con la carta de libertad, venían libres. Que eso a día de hoy, dos jugadores de Primera División, es complicado. Sabíamos que por circunstancias no habían disputado muchos minutos pero entendíamos que podían aportarnos por lo menos competitividad en algunas posiciones. Y la situación no nos dejaba acometer traspasos. A día de hoy en Primera es muy difícil firmar jugadores de la categoría gratis, y más con el mercado avanzado. Porque ahora a lo mejor puedes anticiparte en enero con un jugador que queda libre el 30 de junio, pero nosotros llegamos el mismo junio. Era muy difícil. Pero ha salido un jugador que lo está jugando todo (Radoja) y Óscar no está contando con tantos minutos, pero también hay que entender que la competencia en el puesto de central es dura, con jugadores que están dando muy buen rendimiento como Vezo, Postigo cuando está bien, Cabaco… Ha venido a sumar, a rellenar la parcela que estaba un poco descubierta y a competir con sus compañeros. Ha tenido la mala suerte de cuando ha tenido la oportunidad de tener unos partidos seguidos para demostrar lo que es, ha llegado la lesión. Él ahora podría haber tenido más minutos y podría demostrar lo buen jugador que es. Pero mira, esto no lo había visto en toda mi vida, tener a los cinco centrales lesionados. Pero ahora poco a poco vamos a ir recuperándolos.

-¿Valoran la contratación de un central con ficha de filial?

-A día de hoy no. En el puesto de central vamos a recuperar a Postigo, la semana siguiente tenemos ya a Cabaco y después de Navidades prácticamente tenemos a los cuatro centrales. Si con Róber va todo bien, también. No vamos a tener seis centrales en marzo. A día de hoy no. Ni tampoco es prioridad, hay otras por delante.

-¿Cómo se siente un director deportivo sin margen de maniobra?

-He vuelto a mí casa, a mí club. Porque trabajé en el Granada e hice muy buenos amigos ahí, pero mi club es el Levante. He venido con mucha ilusión, sabía donde venía, cómo venía y lo que tenía que hacer. Y me encontré situaciones diferentes a mi época anterior porque sacar tres o cuatro jugadores cedidos en un verano es muy complicado. Y más cuando llegas nuevo y no tienes trato con muchos de sus agentes. Porque yo puedo exigir a un representante que me ha traído un jugador, pero había representantes que no los conocía personalmente. Ha sido más duro de lo normal por eso. Pero aparte de eso, estoy con mucha ilusión y mucha confianza de que este proyecto siga adelante.

-¿Trabajan en alguna fórmula para reforzar el equipo?

-Es que no podemos. Es inviable. Ya lo dijo el presidente, no tenemos margen en el Fair Play Financiero. La única opción que podría haber sería que se vendiera a algún jugador por necesidades del club. Pero en estos momentos no hay ningún tipo de oferta y nosotros tampoco lo valoramos porque sería una venta de un jugador importante para nosotros y si no lo hicimos en el mercado de verano, que teníamos mayor margen de maniobra, no lo vamos a hacer ahora. Eso es lo que yo pienso si el Levante no tiene esa necesidad. Y con los jugadores que menos tiempo están jugando tampoco hemos hablado porque todavía queda parte de la primera vuelta y toda la segunda, aún pueden ser importantes. Si un jugador viene y nos solicita una salida y es positiva para las dos o tres partes, lo valoraríamos. Pero a día de hoy no tenemos capacidad de maniobra en el mercado porque el Fair Play Financiero no nos deja.

-El Levante debe vender por un valor superior a los 12M, ¿ya están planificando la venta del algún activo?

-No hemos entrado tan a fondo. Si me preguntas qué es lo que yo prefiero entre vender a un jugador importante caro o vender a tres por el mismo precio, prefiero que cuanto menos toquemos el bloque mejor. Entonces si tuviera que Sali alguienr, preferimos que lo hiciese por una buena cantidad que con otro jugadores que llegaran a esas cifras. Estamos en ello, sabemos cuál es la situación, pero a día de hoy no hay ninguna oferta o posibilidad, que yo sepa, que haya venido alguien a interesarse por un jugador y pagar un traspaso. Aún es pronto. Si estamos hablando de verano, todavía es pronto. Pero la realidad es que estamos obligados, porque sino te pueden sancionar y quitar presupuesto para la temporada que viene, a acometer un traspaso o dos para poder estar en condiciones normales.

-¿Siente que el pasado verano el Levante tuvo demasiado respeto a acometer un gran traspaso?

-Desde el primer día que me reuní con Quico, el presidente, ya me dijo que no valoraban, sino surgía una obligación que estaba ya pactada, vender ningún jugador importante. Más que nada porque no querían debilitar el equipo y querían tener un poquito más de nivel para no sufrir esta temporada. Eso me lo dejo claro. Otra cosa es que pagaran una cláusula o que haya un pacto de caballeros en el cual se vendía si llegaban a una cantidad (Campaña). No fue ese el caso y en ningún momento pusimos a nadie a la venta de los jugadores que ahora están utilizándose más.

-¿Cómo afrontan la situación de Dwamena?

-La situación, independientemente a nivel personal, es complicada y muy dura. Lo otros son temas de contrato, jurídicos, y lo dejo en manos de los abogados del club. En el Levante pasó una revisión médica y ahora tenemos que acarrear con las consecuencias, que es una desgracia para todos. Porque es una desgracia. Eso es un tema más jurídico. Al Zaragoza le ha pasado lo mismo. Se va cedido ahí, pasa la revisión médica y ellos también estarán intentando jurídicamente solucionarlo. Es un tema que a mí se me escapa de las manos. Me puedo informar por nuestro abogado pero está todo en el aire aún.

-¿Qué pasará con Aly? Está entrenando con el filial, sin ficha.

-Es muy difícil. No quiere jugar en el filial, entonces ahí tenemos un problema. A nosotros nos vendría bien para jugar en el filial, pero él no quiere. Estamos buscando una solución y esperemos que entre este mes y el que viene lleguemos a un acuerdo. Pero el jugador en ningún caso quiere estar jugando en el filial.Vamos a ver si cambia de opinión, pero en principio no. Tampoco quería salir cedido, han habido muchos cambios de opinión del chaval y vamos a ver si al final se centra y a ver si se aclara con lo que él desearía. Nosotros hemos hecho una inversión, lo tuvimos desde que era menor de edad cuando estaba yo en la anterior etapa y ha estado sin competir, tratándolo muy bien, hasta poder inscribirlo. Yo también puedo entender al jugador, pero vamos a ver si llegamos a algún tipo de acuerdo. A nosotros nos vendría muy bien que jugara en el filial, pero él en ningún caso lo valora y para nosotros es un hándicap.

-Explíquenos desde su perspectiva el proyecto de cantera del Levante. (Han debutado tres jugadores del filial en las últimas jornada, ninguno formado en Buñol)

-Es un proyecto a largo plazo. Se han hecho muchas incorporaciones en el B, Sergio está trabajando muy bien en la escuela. Es un proyecto más a largo plazo. Sí que es verdad que han debutado tres jugadores pero más por necesidades del guión que por convencimiento de club. Eso es a largo plazo, ya llegará. Igual que cuando estábamos salieron Iborra, Rubén, Camarasa, Iván… Yo creo que con el tiempo habrá buenas noticias sobre ese tema. Pero es muy pronto para anunciarlo porque había que montar prácticamente un equipo nuevo, había que ajustar un poco los contratos. Ahora estamos en una situación bastante complicada con la derrota en Badalona y vamos a intentar mejorar eso y a medio plazo, o a corto plazo, hablando del año que viene ya, si algún chaval tiene la oportunidad de subir arriba sea por merecimientos deportivos. Más allá de las bajas y las circunstancias que se dan durante la temporada.

-Uno de esos jugadores asentados en el primer equipo es Roger, que volvió a responder con un doblete. El delantero reclama más cariño por parte del club.

-La primera premisa cuando llegué al club, y está el presidente para corroborarlo, incluso Paco, David (Navarro) y yo dijimos que Roger era un jugador fundamental en este proyecto. Es un jugador que ha demostrado su capacidad goleadora, su capacidad de trabajo, su día a día, dentro del campo… A mí me da igual cómo sea fuera del campo. Y el tema del cariño… ¿el cariño qué es? El cariño es cuando llegas a casa, la familia. Aquí él es un profesional. Igual que todos los demás, y el trato es con todos igual. Metas goles o no los metas. Es un jugador de fútbol profesional y no entiendo lo que dice del cariño. Yo llego a Buñol y saludo al entrenador, a los jugadores que se cruzan los saludo y eso es lo normal.

Pero en todo momento, y está el presidente para corroborarlo, la dirección deportiva de este club ciegamente desde el primer día dijo que Roger, si no fuese por una necesidad del club de venta, con una oferta que fuera irrechazable, iba a ser un jugador importantísimo y lo íbamos a ver. A lo mejor te puedes equivocar. Pero estaba convencido porque un jugador con esa capacidad goleadora que tiene él y encima su actitud sobre el campo es normal que saque esos frutos. Es un jugador que me encanta y lo digo aquí y siempre lo he dicho. Otra cosa es que hace cuatro o cinco años, en la primera vuelta, había un entrenador que no lo ponía. Pero estando yo el club lo ha renovado varias veces. Y tuvo que salir cedido porque yo no puedo obligar a un entrenador a poner a los jugadores. Salió cedido y también le ha venido bien. Míralo ahora, es un jugador importantísimo en Primera División y si sigue esta racha y esta forma de jugar, seguro que va a tener muchas ofertas. Incluso nos sentaremos a hablar con él. A día de hoy es un jugador fundamental.

-Entiendo que hay varios jugadores a disgusto con su rol. ¿Lo siente así?

-No es que yo lo sienta. Pero he sido jugador, he estado muchos años en la dirección deportiva y es normal que jugadores que tiene un caché deportivo, que vienen de equipos fuertes y que han tenido otro rol en esos clubs, a lo mejor aquí no están teniendo la importancia que ellos esperaban y es normal que se sientan así. Pero yo lo único que puedo decir es que a día de hoy es muy difícil jugar de titular en el Levante con la plantilla que hay en estos momentos. Hay que seguir trabajando, yo creo que es una frase hecha, esto es muy largo… pero tienen que ser profesionales y demostrar en el campo y en los entrenamientos que pueden jugar y ya está. Es que no puedo decir nada más porque los que están jugando. Ahora, por ejemplo, con todo lo que está haciendo Roger es muy difícil sacarlo y que entre otro jugador. Es complicado. Yo no es que lo note, pero seguro que hay jugadores que con el rol que están teniendo no se ven importantes en la plantilla. Pero para nosotros, aunque no estén jugando, si no son importantes en estos momentos, lo son por el tema de vestuario y lo serán porque aún no hemos empezado ni la segunda vuelta y van a llegar partidos de mucha exigencia, donde el cansancio se acumula.

-¿Está Vukcevic en el mercado?

-No, es totalmente incierto. En ningún momento nos hemos dirigido a Vukcevic o su representante para decirle que lo mejor sería una cesión o salida del jugador. Nunca. Yo sólo he hablado con el agente una vez, que me llamó él, para preguntarme por su situación hace dos meses. Yo le pregunté que en qué sentido, y el me dijo que no estaba jugando mucho y le expliqué que ahora estaba jugando otro. Le dije que no estábamos valorando nada, pero si me traía una oferta irrechazable o interesante para las dos partes, lo hablaríamos con el Consejo o el presidente y lo valoraríamos. Pero a día de hoy nosotros no hemos valorado esa salida.

-Próximo rival, el Granada donde estuvo antes de regresar… ¿cómo fue su experiencia allí?

-Fue un poco extraño. Son dos formas de trabajar diferentes. Cuando hay un dueño que no está en el día a día, o un ejecutivo o el presidente no está en el día a día, todo va muy lento. Hacen falta muchos permisos. Para hacer cualquier gestión costaba Dios y ayuda. Después venía, quería hacerlo todo en un día, se volvía a ir y no se hacía nada. Ha sido una experiencia en la que creo que hay que coger lo positivo. Que sí que es verdad que tienen una Ciudad Deportiva excelente, hay gente trabajando que es excelente, pero es muy diferente. A día de hoy, si no ha cambiado, lo que es el Levante sí que ha crecido mucho y el Levante es un club para mí top.

Porque además es que es mí club, es mí equipo. Yo lo siento de otra manera. Aquello lo sientes porque eres un profesional, pero la forma de trabajar es muy diferente. Aquí hay más contacto directo, las cosas se agilizan mucho más cuando se tienen claras, hay más reuniones de la gente que toma decisiones. Ahí adolecíamos mucho de eso. Estábamos más abandonados. Sí que es verdad que tenía un gran entrenador, una plantilla en la que todavía siguen jugando ocho asiduamente de mi etapa y han demostrado que son muy buenos jugadores. Ese partido va a ser difícil. Porque el Granada tiene paciencia, está siempre metido en el partido y en un momento, como le pasó al Alavés, te mete tres. No paran. Tiene balón parado, contraataque, combinación, es un equipo que defiende muy bien y las transiciones las hacen rápidas, en ataque y en defensa. Es un equipo muy bien trabajado, con un gran entrenador. Nosotros yo creo que tenemos más calidad de centro del campo para arriba, pero hay que tener mucha paciencia y no desfallecer. Como perdamos los papeles, en dos minutos nos pueden hacer daño.