El hijo de Quique Setién: “Era del Madrid, pero vi a Messi…”

Laro Setién, hijo del nuevo entrenador del Barcelona, ha analizado la llegada de su padre a Can Barça: “No sé si el sueño, pero es la ilusión de su vida, eso seguro”, reconoció el jugador del Sant Andreu de la Tercera División catalana en los micrófonos de ‘El Larguero’ de la Cadena SER. “Por la redes sociales se van viendo cosas y ves que sale el nombre de papá”, dice sobre cómo se enteró del interés azulgrana en incorporar a su padre al plantel. “Le llamo y le pregunto, pero al final fue él quien me lo dijo. Me comentó que iba a venir a verme (el Sant Andreu juega en San Andrés de Palomar, en Barcelona) y ahí me imaginé un poco. Aunque con las redes a veces te enteras antes que por tus personas cercanas”.

Los gustos futbolísticos de Laro concuerdan con los de su padre, aunque sorprende el equipo de su juventud: “Antes era del Madrid, de muy niño. Pero fue ver jugar a Messi…, y ahora pues soy del Barça. Por Messi”. Asimismo, es consciente de la presión a la que se verá sometido Quique: “Está entrenando a los mejores del mundo, en uno de los mejores equipos de Europa. Es el Barça, todo el mundo conoce a Messi, a Suárez, a todos”. Aunque no duda del carácter del ex del Betis para manejar el vestuario: “Mi padre se enfada cuando se tiene que enfadar, pero es un tío cercano que te ayuda siempre que puede”.

Por último, reconoció que la rapidez de los acontecimientos no le ha dejado apenas tratar con su padre: “Nada, desde la presentación apenas he podido hablar con él tranquilamente”. Momento tras el cual fue preguntado por uno de los temas que más ha dado que hablar tras la puesta en escena de Setién, las famosas vacas: “Al fin y al cabo vivimos en un pueblo campechano. Vacas, cabras, por allí hay de todo“, deslizó sin darle mayor importancia, a lo que añade: “Voy siempre que tengo tiempo”.