El PSG castiga al Mónaco

El PSG no tuvo piedad del Mónaco y disipó las dudas del domingo tras golear por 1-4 al equipo de Robert Moreno. El conjunto de la capital francesa fue muy superior a su rival durante los 90 minutos, pese a que dos de los tres goles en el partido tuvieron tintes de polémica.

Tuchel introdujo varias novedades en el once con respecto al partido disputado en el Parque de los Príncipes el pasado domingo ante el mismo rival. El alemán dio entrada al joven Kouassi en el centro del campo, cambió a los dos laterales (ingresaron Dagba y Meunier), y mantuvo a los “cuatro fantásticos” en ataque (Neymar, Di María, Mbappé e Icardi), pese a las críticas de la prensa y la afición sobre acumular tantos delanteros y olvidarse del aspecto defensivo. Por su parte, Robert Moreno repetía el once que había empatado hace tan solo tres días en París.

El Mónaco realizó aquel día una primera parte magnífica, empañada por dos acciones que supusieron dos goles para los parisinos. Pese a que los primeros diez minutos fueron de ritmo y ocasiones para ambos equipos, el equipo de Tuchel fue amo y señor del encuentro y no dejó al Mónaco salir al contragolpe en ninguna ocasión. Es más, el alemán decidió defenderse colocando en salida de balón a Kurzawa para que Gelson Martins no tuviera vía libre para atacar en transición.

El primer gol del partido tuvo bastante polémica. Keita Baldé recibió una falta muy clara en la pérdida que supuso el 0-1 del PSG. Mbappé, que parecía en fuera de juego claro, aprovechó un pase fantástico de Di María con el exterior para marcar al que fue su equipo durante dos temporadas. Todos los jugadores del Mónaco protestaron la acción, pero el VAR no intervino en la supuesta falta sobre Keita y dio por válida la posición del delantero francés.

Antes del descanso, la polémica se incrementó. Kurzawa llegó tarde a un duelo con Glik, y tras caer al suelo, el colegiado señaló penalti. La repetición dejó en evidencia al árbitro, ya que el central polaco no tocó tan siquiera al lateral del PSG. El VAR, que ya había omitido el entrar a corregir en la primera jugada del primer gol, tampoco intervino en esta y eso permitió a Neymar marcar de penalti y poner tierra de por medio justo antes del descanso.

El Mónaco no reaccionó en la segunda parte. El esfuerzo físico de los de Robert Moreno el domingo en el Parque de los Príncipes hizo mella, y el PSG se dedicó a tocar el balón en su campo para castigar físicamente al rival. El VAR volvió a ser noticia, y esta por validar un gol a Sarabia por un fuera de juego inexistente, que finalmente sí subió al marcador tras corregir el videoarbitraje al juez de línea. Neymar daría el susto antes del final por una fuerte entrada de Bakayoko sobre su pie “maldito” derecho, pero por suerte pudo terminar el encuentro sin mayores problemas. Precisamente, el mediocentro del Mónaco aprovechó una salida en falso de Keylor Navas para recortar distancias, y Mbappé cerraría la goleada tras una asistencia de Neymar.

Amiens 1-1 Reims

SC Amiens y Stade Reims empataron a uno en un resultado que no beneficia a ninguno de los dos equipos. Se adelantaron los visitantes con un buen gol de Kutesa antes del descanso, pero los de Luka Elsner reaccionaron en la segunda mitad y consiguieron empatar por medio de Moussa Konaté. El Reims, que hasta hace tres jornadas era la mejor defensa de Europa, lleva tres goles concedidos en los últimos dos partidos, y está acusando la carga física de los últimos encuentros. 

Nîmes 0-1 Rennes

El Rennes consiguió la sexta victoria en los últimos siete partidos -las seis por la mínima- tras vencer por 0-1 en su visita al siempre difícil Stade des Costières. La primera parte fue muy igualada y con dominio local, pero en la segunda parte, Eduardo Camavinga se adueñó del ritmo de la pelota y habilitó a Tait entre líneas para que Hunou, tras un magnífico pase de éste, marcara el solitario gol que afianza en la tercera posición a los de Julien Stephan.