Raúl de Tomás se desata en las segundas vueltas

Es el fichaje más elevado de la historia del Espanyol. 20 millones fijos, más 2,5 variables y otro en derechos de formación que le convierten en una apuesta tan arriesgada como decidida sobre la que depositar buena parte del peso en la lucha por la permanencia. Raúl de Tomás asume el reto, como aseguró en su presentación ahora hace una semana, y sus propios números goleadores le avalan. Es un ‘killer’ de segundas vueltas, justo el tramo que inician los pericos este domingo ante el Villarreal. El del debut de RDT en LaLiga.

Cuatro temporadas seguidas lleva jugando el delantero madrileño como profesional (entre 2012 y 2014 había participado en Segunda A con el Castilla, prácticamente en edad juvenil), desde que recalara cedido en el Córdoba en la 2015-16. En esa campaña, De Tomás anotó seis goles, de los que hasta cinco llegaron en la segunda vuelta, y eso que solo disputó cuatro jornadas como titular. Un curso más tarde, la historia se repetía con el Valladolid, de nuevo en Segunda A, aunque con más participación en la segunda mitad del campeonato (14 titularidades) y anotando diez de sus 14 dianas de toda LaLiga.

El colofón, sin embargo, llegaría la campaña siguiente, contribuyendo decisivamente al ascenso del Rayo Vallecano con la friolera de 17 goles en la segunda vuelta (con hasta tres ‘hat-tricks’), de los 24 que acabó anotando. Ahí sí que participó ya en 19 jornadas siendo de la partida, de las 21 que componen cada vuelta en Segunda.

Y la temporada pasada, ya en Primera, De Tomás fue capaz de materializar seis dianas en la segunda vuelta, de las 14 que hizo con el Rayo en LaLiga. 17 de las 19 jornadas las disputó como titular y completas.

Así las cosas, en estos cuatro últimos años consecutivos como profesional ha marcado 20 goles en las primeras vueltas (cinco por curso) y 38 en las segundas: un promedio de 9,5 por temporada. Un registro así seguramente valdría la salvación.