La salida de En Nesyri deja tiritando el ataque del Leganés

El fichaje de Youssef En Nesyri por el Sevilla ha supuesto un terremoto deportivo al sur de la capital. Aunque el Leganés ingresará 20 millones de euros por su marcha (la venta más cara de su historia), la percepción en Butarque es pesimista por varios motivos. El fundamental: la delantera blanquiazul queda tiritando y sin apenas tiempo, sólo 15 días, para que la dirección deportiva la apuntale con un futbolista de las garantías que aportaba el internacional marroquí.

Ahora mismo Javier Aguirre sólo cuenta con dos delanteros centro: Martin Braithwaite, su hombre más en forma, y Guido Carrillo, futbolista que hasta este tramo final del campeonato se ha visto inmerso en una mala racha de acierto y continuidad. El lunes esa misma delantera la conformaban cuatro hombres, porque, además del propio En Nesyri, seguía en nómina Sabin Merino.

La marcha de Sabin Merino

El delantero puso rumbo a Coruña para firmar su traspaso al Deportivo sin que en Leganés intuyeran que En Nesyri haría las maletas. El club supo de esta marcha ayer por la tarde. El Sevilla fue rotundo y no dejó espacio a negarse a la venta. Los hispalenses ficharían a En Nesyri o por la vía del acuerdo (aunque fuera por el valor de su cláusula), o por la vía del pago de la cláusula.

Dependía del Leganés escoger la mejor manera. Se acordó la del traspaso, pero con las mismas consecuencias inmediatas. Si esa comunicación se hubiera producido antes, es muy probable que Merino, ahora delantero del Deportivo, siguiera en el Leganés, al menos como medida preventiva. Pero no fue así.

Así que uno de los puestos con más overbooking de la plantilla (este verano, antes de la cesión de Juan Muñoz, llegó a tener cinco miembros) es ahora uno de los más debilitados. Sucede, además, que el perfil de Carrillo, recambio inmediato de En Nesyri, es totalmente distinto al de su ya ex compañero. El argentino es más estático y virtuoso en el juego aéreo. Un ‘9’ puro que ataca mejor zafándose con los rivales, que asaltando el espacio.

Pareja ideal de Braithwaite

El perfil de Nesyri es el de un jugador más rápido, capaz de atacar el espacio (podía competir incluso de extremo) y mayor movilidad, una virtud que supo explotar Braithwaite. Desde que llegó a Leganés, el danés ha maridado siempre mejor con En Nesyri que con Carrillo. Para muestra, Pucela.

En el último partido de Liga, en Valladolid, ambos fabricaron el 0-1 en una jugada marca de la casa. Una contra rapidísima de En Nesyri al espacio con pase en largo para que Braithwaite anotara al primer toque. Ver un gol así será, ahora, más difícil al sur de la capital.

Una escena, la de contemplar a En Nesyri asistiendo o marcando, que se había convertido en habitual desde que Aguirre llegó al banquillo. El Vasco había logrado recuperar la mejor versión de su futbolista con tres goles y tres asistencias en siete partidos de Liga y uno de Copa. Ahora ese jugador no estará y, para colmo, su baja se produce con apenas un día para que Aguirre pruebe algo distinto en punta en la previa del derbi contra el Getafe.