Setién asienta el 3-1-4-2

Además del recuerrente debate de la posesión, que ha tenido dos hitos en sus dos primeros partidos (en el primero el Barça dio más de mil pases pero sólo el 20 por ciento hacia delante; y en Ibiza los tres defensas y el portero dieron el 46% de los pases en una demostración de escasa profundidad), Quique Setién sí ha cumplido su promesa y ha asentado un nuevo sistema en el conjunto azulgrana. Un 3-5-2 que normalmente acaba convirtiéndose en un 3-1-4-2 para que el mediocentro defensivo (Busquets ante el Granada y De Jong ante el Ibiza) ayude al central en la salida de balón.

Quique podría repetir dibujo en Valencia, donde volverán las vacas sagradas. Piqué, Busquets y Messi serán titulares. Por tanto, y dando por hecha la titularidad de Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué y Umtiti podrían formar la primera línea de tres; Vidal, De Jong, Arthur (o Rakitic) y Alba formarían la línea de cuatro y Messi y Griezmann serían los delanteros. El dibujo, asimétrico, dará profundidad al Barça por la izquierda y permitiría que Vidal tapase la banda derecha. Es el equipo que más opciones tiene de jugar en Mestalla. Después de las pruebas ante Granada e Ibiza, Valencia es el primer examen de nivel para Quique y el cántabro espera que allí empiecen a notarse las dos semanas de trabajo.