Courtois les ha comido la moral

En el primer derbi de Courtois en el Wanda como jugador del Real Madrid, allá por el 9 de febrero de 2019, un fondo de la afición rojiblanca tuvo el mal gusto de lanzarle ratas de peluche, después de haberlo hecho en su placa cercana al estadio, añadiendo una retahíla de insultos que no se merece uno de los hombres que ayudó al Atleti a revitalizar su desigual Sala de Trofeos. Tibu levantó con el Atleti una Liga (algo que no ha conseguido Oblak), una Copa del Rey, una Europa League y una Supercopa de Europa. Courtois no merecía tanto desprecio después de haberles dando tanto.

Por eso, Courtois ha respondido a los atléticos donde más duele: en el campo. En el derbi de esta temporada en el Wanda no encajó ningún gol (0-0) y en la Supercopa de Arabia tuvo una actuación estelar, siendo determinante en el primer título de la segunda ‘Era Zidane’. Nadie fue capaz de batirle durante los 120 minutos que hubo de juego y a eso añadió en la tanda de penaltis un paradón antológico en el lanzamiento fortísimo de Thomas Partey. El gigante belga está ahora mismo en ‘modo muro’. Lo para todo y, lo que es más importante, transmite una sensación de seguridad que se está traduciendo en los mejores números defensivos del Madrid en las tres últimas décadas. Este Courtois le tiene muchas ganas al Atleti. Ellos se lo han buscado…