Team Molano, la dinastía de los embaladores

En la casa Molano Benavides la bicicleta ha sido una parte fundamental desde siempre. Don Gabriel inició la pasión compitiendo en la categoría senior máster y hoy sus hijos, Sebastián y Julián, lo hacen en la élite consiguiendo triunfos importantes para el país en el sprint.

Las dos victorias de Sebastián en el Tour Colombia 2020 son producto de años de trabajo. Desde niño mostró una gran afinidad con el ciclismo, todo gracias a su papá, que lo llevaba a las competencias y además lo apoyaba para que encaminara su carrera sin dejar de lado el estudio.

“Mi papá fue el que inició con esto del ciclismo. Fue corredor máster y desde pequeño me empezó a gustar, él me llevaba a las carreras y desde ahí empezó a nacer este amor por el ciclismo y a mi hermano igual”, afirmó el corredor del UAE Team.

Gabriel Molano también fue un embalador en sus épocas de ciclista, nunca pudo llegar a la élite, pero ha cumplido su sueño a través de sus hijos, que siguieron sus pedalazos en el embalaje y son referentes de Colombia en este tipo de finales.

Para Julián la inspiración ha sido doble, porque además de ver a su papá no desfallecer ante las caídas en la ruta, ha visto a su hermano ganar y sus triunfos los vive como propios. “Cuando éramos muy pequeños mi papá corría, él nos llevaba a algunas carreras, a veces a Sebastián y otras a mí. Creo que desde ahí nació ese amor, ver a nuestro papá caerse, al otro día llegar y después levantarse a entrenar. Nos enseñó muchas cosas. Gracias a él son todos estos aprendizajes”, aseguró.

En el Tour Colombia los dos hijos mayores de don Gabriel y doña Blanca han sido protagonistas. Sebastián se llevó las etapas 2 y 3, mientras que Julián ha estado en la pelea y la alegría de ver a su hermano ganar ha quedado inmortalizada con la sonrisa de fondo mientras lo ve ganar en la tierra que los vio crecer.

“Es como si yo hubiera ganado las dos etapas, porque sé del trabajo que llevan estos triunfos, la dedicación y el fuerzo que uno tiene que pasar. Nada me hace más feliz que verlo ganar a él”, dijo Julián. Mientras que desde el triunfo, Sebastián se alegra del esfuerzo y crecimiento de su hermano, que fue cuarto en la segunda jornada. “Muy feliz por él, es un gran corredor, lo amo mucho, es una gran persona y esta es la primera carrera que hace con equipos World Tour. Habíamos hablado y dijo que en el sprint le había costado un poco, pero nos hemos entrenado muy bien, siempre entrenamos juntos y sé que tiene las mejores condiciones”.

Con 24 años, Sebastián ya es una realidad para el país en la élite del ciclismo mundial. Su llegada en 2019 al UAE Team lo pone entre los mejores corredores y las competencias más importantes del World Tour. Para Julián el camino a ese nivel se está trazando, en 2020 correrá con el Caja Rural de España y eso le dará la oportunidad de tener mejores referencias internacionales. “En las dos primeras etapas del Tour Colombia estuvimos muy bien, en una buena posición. Desafortunadamente de a poco me van conociendo y es complicado que los demás corredores lo dejen meter a uno a rueda de mi hermano. Hay que luchar por eso”, afirmó el ciclista de 21 años que sueña con “ganar etapas en el Tour de Francia y en las clásicas”.

Pero esta dinastía no para ahí, don Gabriel la inició hace unos años, hoy es una realidad gracias a Sebastián y Julián y en el futuro de este equipo familiar ya aparece otro nombre, Diego, el menor de los hermanos que va por la misma ruta del embalaje.

El Team de los Molano Benavides tiene una base que va más allá de la bicicleta, su espíritu lo resume perfectamente Sebastián: “La familia es indispensable y el amor familiar para mí es muy importante“.