15 años de viajes por el Madrid

La Peña Cultural-Deportiva Real Madrid de Stolberg celebra su 15 aniverario con un nuevo viaje. Esta vez toca Valencia, a más de 1.600 kilómtros de distancia. Desde 2005, este grupo de peñistas, que en la actualidad suman alrededor de 40 miembros, han viajado por España y Europa siguiendo al conjunto blanco con al menos un viaje anual. Aunque reconocen que la gente joven “prefiere el Bernabéu“.

El por qué de la fecha no es otro que los carnavales locales, que les permiten mayor flexibilidad de horarios en el trabajo. Es por ello que suelen viajar entre febrero y marzo de cada año. Algunos miembros han viajado para el fin de semana del partido y otros aprovecharán el viaje para hacer turismo unos días. Si aguantan un poco más, les pillaba en Fallas: “Pero no juega el Madrid”, argumentaban.

Su plan de ruta por la capital del Turia es completísimo. A su llegada a la ciudad, cita con AS y visita para conocer los rincones del centro de Valencia. Será hoy cuando recojan las entradas del encuentro, a partir de las 17 horas, y se juntarán con La Octava Maravilla, Peña madridista de Valencia, con los que han estado en contacto antes de viajar y acudirán al Ciutat de València con más de una hora de antelación. Siempre que se trasladan, aprovechan para crear sinergías con otros colectivos, como hicieron en su viaje a Zaragoza con la Peña madridista de Tudela.

Finalmente, será el domingo cuando festejen su 15 aniversario con una cena, en la que estará presente el canal de Peñas del Real Madrid y contarán con la presencia de los veteranos Jose Luis Morales y Francisco Bonet. El lunes, por su parte, la mayoría de peñistas regresarán a Stolberg, una ciudad del Norte-Westfalia casi fronteriza con Bélgica.

“Funcionó espectacularmente desde un inicio con una gran respuesta de la colonia española de ahí e incluso con algunas personas de otras nacionalidades”, explicaba uno de sus fundadores a este periódico con un marcado acento andaluz. Sus orígenes son de Xerez.

Su afición es devota. Cada encuentro del Real Madrid, de LaLiga o de Champions, se juntan en su sede al no contar con local propio. Prácticamente una religión. “El Real Madrid es internacional y el interés es mundial”, reflexionan.