Oliveira será baja por sanción ante la Real el martes en Ipurua

Paulo Oliveira, defensa del Eibar, será baja por sanción ante la Real Sociedad en Ipurua el martes (20 horas) en un duelo aplazado, correspondiente a la jornada 24 de liga de Primera División.

El partido entre los dos clubes guipuzcoanos debía de haberse disputado el domingo 16 de febrero, pero fue suspendido por la contaminación del aire debido a un incendio de un vertedero en Zaldibar (Bizkaia), provocado por un derrumbamiento que sepultó a dos trabajadores, cuyos cadáveres todavía no han podido ser encontrados.

El central portugués vio una tarjeta amarilla en el encuentro Eibar-Mallorca (1-2) del sábado en Ipurua que provocará su ausencia por acumulación de amonestaciones. Se patinó en el césped mojado cuando iba a disputar un balón, con lo que se quedó cruzado, y sufrió un fuerte encontronazo con ‘Cucho’ Hernández en el que quedaron ambos lastimados.

Este será el segundo encuentro de castigo que cumplirá Paulo Oliveira. El primero fue ante el Atlético de Madrid en Ipurua, donde los guipuzcoanos vencieron por 2-0 sin su concurso el 18 de enero. En el duelo anterior frente al Valencia (1-0) en Mestalla, vio dos tarjetas amarillas que provocaron su expulsión. Antes de jugar en Valencia llevaba 4 cartulinas, pero al ver la roja por doble amonestación, las dos tarjetas amarillas no se contabilizaron y su ‘marcador’ siguió en 4.

El luso ha disputado 19 partidos de liga, en los que ha marcado un gol, precisamente ante el Mallorca en Son Moix, donde también cayeron los eibarreses (2-1) en la primera jornada liguera de la temporada 2019-2020.

El Eibar (27 puntos) ha perdido los dos únicos partidos en lo que se ha enfrentado a los baleares en Primera División. Así, el Mallorca (25 puntos) dispone a su favor del ‘gol-average’ particular, algo fundamental en la lucha por la permanencia.

9 tarjetas en un partido de ‘guante blanco’

Es curioso lo ocurrido el sábado en el Eibar-Mallorca (1-2) del sábado en Ipurua. En un partido de ‘guante blanco’, el árbitro Xavier Estrada Fernández había sacado 5 tarjetas antes del minuto 90, a los locales Paulo Oliveira, José Ángel ‘Cote’ y Orellana; y a los visitantes Antonio Raillo y Dani Rodríguez.

La ‘normalidad’ saltó por los aires con el gol de cabeza de Pedro Bigas, defensa central del Eibar, nacido en Palma de Mallorca y ex-jugador del Mallorca. Tras el tanto (el 1-2) con el que los eibarreses recortaban distancias, que llegó en tiempo de descuento, el portero bermellón, Manolo Reina cogió el balón dentro de su portería y no lo soltó para retrasar el saque de centro, e intentar evitar una igualada que no se produjo. Eso provocó el enfado de los futbolistas eibarreses que reclamaron el esférico para que se reanudara el juego, pero el guardameta de Villanueva del Trabuco (Málaga) siguió sujetando el balón como si fuera de su propiedad, lo que desesperó a los azulgranas.

Se formó una trifulca dialéctica en el césped, donde se enfrentaron verbalmente jugadores de los dos equipos por esta atípica situación. El colegiado amonestó entonces por, discutir con los rivales, tanto a los locales Sergi Enrich, y Charles; como al visitante Reina.

Pero ni siquiera con el pitido final se acabó el follón. Entonces empezaron de nuevo los reproches de unos y otros. El árbitro sacó, ya finalizado el partido y también por discutir, la tarjeta amarilla a Yoel, portero suplente del Eibar, que había saltado al césped a la conclusión del duelo.

Nadie se iba del césped. Tuvo que intervenir el guardameta azulgrana, Dmitrovic, para mediar en la discusión, llevándose del brazo a su homólogo Reina, que estaba exaltado, lo que logró apaciguar los ánimos. Así, varios minutos después de haber finalizado el encuentro, los jugadores, por fin, se fueron a los vestuarios.

El barullo verbal, en el que según reflejó el árbitro en el acta, no se produjeron ni insultos, ni amenazas -no habrá sanciones-, provocó que el partido acabara con un ‘parte de guerra’ de 9 tarjetas (6 para los guipuzcoanos y 3 para los baleares).