La mujer de Thiago Silva explica su huida deseando una “larga vida a Francia”

Parece que el confinamiento y las carencias que comienzan a darse en muchos supermercados están terminando por impulsar a varios futbolistas a tomar decisiones desafortunadas. Este pasado miércoles se conocía la noticia de que tanto Neymar como Thiago Silva se marchaban a Brasil huyendo de París por el coronavirus, algo que en las últimas horas también ha decidido hacer el madridista Jovic, pero con destino Serbia.

Sin dar explicación alguna, los dos brasileños del PSG decidieron emprender rumbo a su país natal sorprendiendo a todo el mundo del fútbol. Sin embargo, ha sido la mujer del capitán del conjunto parisino la que en las últimas horas ha querido ofrecer los detalles de su repentina, y poco responsable, marcha.

Buscaron un vuelo a Brasil y ‘huyeron’ el pasado miércoles

“Es una decisión que tomamos mi esposo y yo porque la situación en París es muy triste. Decidimos buscar un vuelo a Brasil porque aquí (en Brasil), aún puedo encontrar cosas en los supermercados. Francia es el segundo país afectado en Europa por la pandemia, la situación es difícil y queríamos protegernos en las mejores condiciones”, explica Belle Silva.

Han sido muchos los aficionados del mundo del fútbol que no han tardado en criticar a la pareja, a la que también se ha unido Neymar, por abandonar una zona muy afectada por el virus y marcharse a una que aún comienza a dar sus primeros casos positivos. Belle Silva también ha querido explicar que en Brasil van a seguir con el confinamiento.

Asegura que seguirán confinados en Brasil

“Allí seguiré confinada en casa, igual que en Francia. No hay mucho que hacer, pero quería explicaros por qué tomamos esta decisión”, reconoció. A ello, también añadió que “en París los supermercados se están vaciando muy rápido y cada vez que sales es una situación de riesgo para mi familia y para mí”, siendo esta la principal razón de su huida.

El capitán del PSG compartió a su llegada a Brasil una imagen acompañado de su familia en la que todos posaban con una camiseta del Fluminense, equipo en el que jugó tras su primera experiencia en Europa con el Oporto y el Dynamo de Moscú. Belle Silva también se despidió durante sus explicaciones con un “buena suerte y quédense en casa, por favor. Besos y larga vida a Francia”, antes de compartir ya varias stories con sus hijos en su domicilio de Brasil.