Umtiti, una venta casi inviable

Samuel Umtiti está en venta. El Barcelona está enviando claros mensajes a todos los clubes europeos sobre la situación del central francés. Algo así como “si llega una oferta interesante estamos totalmente abiertos a escucharla”. Ya lo intentó el club azulgrana el verano pasado, con escaso éxito, pero parece que este año van a poner toda la carne en el asador para buscar una salida a su jugador. Sin embargo, parece muy complicado que algún club muerda el anzuelo. La razón es que todos los clubs que se han interesado por Umtiti, entre ellos el Arsenal, han puesto como requisito ineludible una revisión médica exhaustiva en su rodilla derecha. Y aquí es donde el castillo de naipes cae por su propio peso: la obstinación del internacional francés en no pasar por el quirófano, tras el Mundial de Francia de 2018, para solucionar su degeneración de cartílago, le ha llevado a un auténtico callejón sin salida.

Evidentemente, su rodilla derecha ha mejorado respecto a la temporada pasada cuando llegó a estar cuatro meses prácticamente parado, pero sigue arrastrando problemas que le impiden jugar tres partidos consecutivos. Cada mes le tienen que extraer líquido sinovial de su rodilla al estar excesivamente inflada. Las molestias nunca han remitido del todo. Umtiti, que a sus 26 años tiene un contrato millonario hasta el 2023 y con una cláusula de 500 millones de euros, tampoco está dispuesto a poner de su parte para salir del club. El francés siempre ha mostrado sus reticencias a abandonar Barcelona, conscienteque cualquier oferta que le llegue será menor a la que tiene ahora con la entidad catalana.

En el aspecto deportivo, el central ha mejorado con la llegada de Quique Setién. Y es que si con Valverde era casi el último jugador de la plantilla con 8 encuentros de 26 (sólo Neto contabilizaba menos partidos), con el actual entrenador está empatado con Clement Lenglet (8) de un total de 12 encuentros. Además, en los partidos importantes (Real Madrid y Nápoles), el técnico cántabro ha apostado por Umtiti en detrimento de Lenglet, dejando bien patente sus preferencias. Sin embargo, Umtiti tendrá una vez más este verano el cartel de transferible. Tal como está el mercado, y con el agravante de la crisis del coronavirus, una salida por 30 millones de euros sería bien vista por parte de la entidad blaugrana. Eso sí, la firma definitiva estaría pendiente a que la rodilla derecha supere con éxito la revisión médica.